La Trigarancia

Ejército Trigarante

Para este artículo tomo el título del extraordinario libro de Rodrigo Moreno Gutiérrez, que tan bien analiza el Plan de Iguala y su desarrollo.

                A doscientos años de la consumación de la independencia son oportunas algunas reflexiones sobre este movimiento que, de manera muy eficaz, logró la independencia de nuestro país.

Puntos a considerar

La primera; es la aclaración que el movimiento dirigido por Agustín de Iturbide no tuvo ninguna relación con el movimiento de inicio de la independencia de 1810. Éste, bajo el liderazgo de Miguel Hidalgo e Ignacio Allende y continuado por Ignacio López Rayón y José María Morelos fue derrotado en 1815, quedando algunos grupos guerrilleros a la orden de Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Pedro Ascensio, Nicolás Bravo y Manuel Mier y Terán.

Pedro Ascencio

Cabe mencionar que en 1817 apareció Javier Mina con un plan que no tenía nada que ver con el mencionado de Hidalgo y compañía. El proyecto de Mina, estaba más enfocado a un asunto interno español contra Fernando VII, que si bien contribuía a la independencia no tuvo muy claro sus influencias inglesas y estadounidenses.

La segunda es que, de manera enfática, el Plan de Iguala hablaba de una independencia total con respecto a España. La tercera es que, de ninguna manera, existió el liderazgo ideológico de la conspiración de la Profesa; aunque Iturbide participó en sus reuniones  no marcó el sentido reaccionario que se le ha querido dar al Plan de Iguala. Este plan tuvo su personalidad propia.

¿Cuál era el papel de Fernando VII?

Fernando VII

Es importante aclarar que, el hecho de proponer como emperador a Fernando VII  o a alguno de sus hermanos o en su defecto a algún miembro de casa real europea y que, equivocadamente, algunos detractores de Iturbide lo consideran como en mantenimiento del dominio español.

En las monarquías decimonónicas se pensaba que entronizar a un personaje extranjero pero con el apoyo de una potencia podía ser una buena solución para el mantenimiento de el régimen monárquico. Ejemplos de esto son el caso de Maximiliano de Habsburgo, para gobernar México y el de Amadeo I de Saboya como rey de España en 1871. La reina Isabel II de Inglaterra es reina de Canadá y dicha corona no implica que Canadá pertenezca a Gran Bretaña o bien que está dominado por ese país, ni que deje de ser absolutamente independiente.

Situación en 1821

Rebelión General Rafael Del Riego

Para 1821, tan se consideraba pacificado el país que los planes de defensa por parte de Madrid se enfocaban a América del Sur. La Nueva España ya se consideraba “salvada”. Entendiendo que esa era, solamente, la visión trasatlántica; en la Nueva España la gente estaba harta de la guerra que se había mantenido por más de diez años, respetando las consideraciones de altibajos temporales y de ubicaciones geográficas.

Hubo regiones, como Yucatán, por ejemplo, que no tuvieron ningún movimiento militar de importancia, tan es así que los grupos dominantes en esta capitanía no veían con buenos ojos la independencia ya que su subsistencia se basaba en el comercio con Cuba. Otro tanto se puede decir del noroeste del virreinato, zona que vio pasar todo este proceso sin participar en él de una manera dinámica.

División del Virreinato de Nueva España en 1819

En la sociedad del centro del país se encontraban bien definidas dos tendencias políticas; una la de la permanencia en España, apoyada por los peninsulares y la alta oligarquía criolla y la otra, compuesta básicamente por el resto de los criollos que buscaban, ya sea la independencia total o bien, una mayor autonomía.

El regreso de España y sus colonias al constitucionalismo bajo un esquema liberal, producto de la rebelión de Riego, fue un factor importante que abrió la oportunidad para los peninsulares y criollos empoderados de tratar de asegurar su status quo separándose de la Madre Patria bajo un esquema conservador y, al mismo tiempo, abrió una excelente oportunidad para el resto de los criollos de liberarse de la tutela peninsular para poder acceder a puestos y negocios que les estaban vedados.

Independencia de Haití

A esto hay que agregar el efecto de imitación  que existía por la independencia de los Estados Unidos que ya era bien conocida. También debemos mencionar con el mismo fin: la independencia de Haití.

Entra en acción Agustín de Iturbide

Quien detectó esta situación fue Iturbide y concibió, estructuró y organizó de manera muy inteligente el Plan de Iguala, asegurando la cooperación del grueso del ejército realista y de los poderes fácticos del virreinato: el clero, los peninsulares, la alta oligarquía criolla y también el resto de los criollos pertenecientes a un estatus social más bajo.

Plan de Iguala

No olvidó al resto de la población, específicamente los originarios de África,  al ofrecerles lo que nunca habían tenido: la igualdad ciudadana.

El plan era ideal. Obviamente no todo el mundo estaba de acuerdo: el virrey, los principales jefes militares españoles, el alto clero y, por supuesto, los grandes ausentes, entiéndase el gobierno de Madrid  y los comerciantes peninsulares.

Empero, Iturbide trató a través de cartas de sumar a la mayoría de ellos a su plan a su plan. La labor epistolar del futuro libertador, nombrado el 9 de noviembre de 1820 por el virrey Juan Ruiz de Apodaca, comandante general del sur; desde su cuartel de Teloloapan, fue muy extensa.

Juan Ruiz de Apodaca

Le escribió al Virrey, a Vicente Guerrero, al Arzobispo y, obviamente a los mandos militares, tanto aquellos que sabía que no simpatizaban con la independencia como a los que si y que no tenía a la mano, como Luis Quintanar, Anastasio Bustamante, Pedro Celestino Negrete, Vicente Filisola, Luis Cortázar, Joaquín Parres, Miguel Barragán y otros.

Por supuesto a los mandos del gobierno les escribió cuando ya tenía la certeza del apoyo del ejército, por lo menos de la mayor parte del mismo.

La labor del peninsular Pedro Celestino Negrete como promotor del plan fue vital para el exitoso desarrollo del movimiento. El compadre de Agustín, Juan Nepomuceno Gómez de Navarrete, abogado y diputado a Cortes por Valladolid, fue otro alfil, enfocado a aprovechar sus relaciones con el mundo civil quien, al igual que Negrete, fue encargado de promover las ventajas de esta forma de independizarse.

Como lo explica muy bien Moreno Gutiérrez: se tejió una red, algo muy lejano a una pirámide jerárquica fue lo que le dio vida al proyecto independista.

Acciones militares en 1821

Abrazo de Acatempan

Entre el 24 de febrero y el 27 de septiembre de 1821, se llevaron a cabo acciones militares de importancia, unas violentas y otras no. A veces se ha considerado, de manera errónea e imprecisa, que este movimiento fue un simple golpe de estado sin derramamiento de sangre y que la toma del poder por parte del Ejército Trigarante fue un paseo.

Nada más lejos de la realidad, pues Tepeaca, Acapulco, Valladolid, Tetecala, Ixmiquilpan, Orizaba, Córdoba, Tenancingo, Tlaxcala, Huajuapan, Arroyo Hondo, Zinacantepec, Puebla, Veracruz y Azcapotzalco, corresponden a los principales hechos de armas que se tuvieron que realizar para inclinar la balanza a su favor.

El desenlace independentista

Ejército Trigarante

Para junio de 1821 el dominio español en la Nueva España estaba prácticamente liquidado. Con la llegada de O´Donojú que conjuró el ilusorio intento de golpe por parte de Novella, se selló la suerte de lo que nacería como México. El 27 de septiembre de ese año el Ejercito Trigarante entraría triunfal en la Ciudad de México, instaurando lo que sería el Imperio Mexicano.

Hasta esta fecha en todo le fue muy bien al movimiento; sin embargo, el tiempo le mostró que las cosas no saldrían como lo planeado. El gobierno español nunca aceptó esa independencia amigable, lo que llevó a cabo a que los peninsulares retiraran su apoyo a Iturbide,.

No se tomó en cuenta de manera importante a los insurgentes de 1810, generando un grupo resentido, no se tenía el concepto de una economía pública moderna, la masonería proyanqui hizo su aparición en las personas de Poinsett y de Santa María y el gobierno imperial le dio más importancia al boato que al gobierno. Cierto, pero ya México era independiente como resultado del Plan de Iguala.

Dr. Mariano García Martínez

21 de febrero de 2021, Ciudad de México

Si quieres leer más artículos de este autor, visita los siguientes enlaces:

Efemérides: 19 de marzo de 1808. Abdicación de Carlos IV de España tras el Motín de Arajuez

19 de marzo de 1808
 
Abdicación de Carlos IV de España tras el Motín de Aranjuez
 
¿Qué nos pueden decir de este evento, historiadores?
 
 
#efemerides #OTD #febrero #efemerideshc #historia #history

Contexto

Napoleón Bonaparte logró grandes conquistas en Europa, pero nunca pudo subyugar a sus rivales ingleses. Por ello, estableció un bloqueo continental, que simplemente no respetó el reino de Portugal.

A raíz de esto, el emperador francés decidió pasar a arreglar este inconveniente, pidiendo amablemente al reino español que le permitiera pasar por su territorio para alcanzar a los lusitanos.

Aunque en un momento se dudó en otorgar este permiso, se concedió debido a la delicada situación financiera y política de España. Para dar legalidad a esto, se firmó el Tratado de Fontainebleau el 27 de octubre de 1807, donde se repartieron el reino de Portugal entre Francia y España.

La trama se complica.

Pero en 1808, las tropas francesas empezaron a inquietar al valido del rey, Manuel Godoy, que veía cómo 65000 soldados estaban ocupando ciudades españolas. Lamentablemente para España, el Rey Carlos IV estaba en un punto tambaleante de su gobierno, debido a las fricciones que tenía con su hijo Fernando, que además tenía sus fanáticos que lo veían como un cambio necesario en el reino.

Previendo Godoy esta situación, así como la preocupante presencia francesa, llevó a la familia real a Aranjuez, para poder salir de España como sus contrapartes portuguesas. Sin embargo, el rumor se soltó entre la muchedumbre, alentado en gran parte por los adictos a Fernando

El 17 y 18 de marzo atacaron la casa de Godoy prendiéndole fuego, ocultándose éste de sus agresores, pero siendo encontrado el 19 del mismo, por lo que fue llevado entre golpes ante los Borbones, salvándolo de ser linchado Fernando. Su padre, el soberano, decidió abdicar por la presión de la población, quedando coronado su vástago como Fernando VII.

Consecuencias

El problema vino después, cuando a raíz de esta peculiar situación, todo fue cayendo como piezas de dominó. La invasión de Francia a España, la abdicación de la Casa de Borbón, la guerra de independencia del reino hispánico, la independencia de América-y sus consecuentes conflictos bélicos-  una Constitución liberal en 1812 y ser un auténtico infierno para el imperio napoleónico.

Y todo, por invadir a Portugal. Curioso, ¿no creen?

 

-Hal Jordan.

Fuentes:

El Tratado de Fontainebleau

El Motín de Aranjuez

El Motín de Aranjuez, levantamiento popular

Si quieres leer más efemérides, consulta los siguientes enlaces: