Blog

#Efemérides: 23 de mayo de 1915: Italia declara la guerra al Imperio Austro-Húngaro

Desde 1882, el Imperio Alemán, el Austro-Húngaro y el Reino de Italia, formaban la llamada Triple Alianza, un mecanismo de defensa, creado y sostenido por el Canciller de Hierro Otto von Bismarck con el objetivo de aislar de manera diplomática a la Tercera República Francesa.

A pesar de que Italia había sido unificada hacia 1870, bajo la guía del Reino de Piemonte, varios de sus connacionales habían quedado dentro del territorio del Imperio de los Habsburgo, como los territorios de Trentino, Tirol del Sur, el Puerto de Trieste, la costa de Dalmacia y varias islas del Mar Adriático, esta situación genero continúas rencillas entre las dos naciones, teóricamente “aliadas”.

Durante la llamada “Crisis de Julio”, posterior al Atentado de Sarajevo, donde un joven nacionalista bosnio, mato al Archiduque Franz Ferdinand heredero del trono austro-húngaro y su esposa, la condesa Sofía Chotek, el gobierno italiano encabezado por el Primer Ministro Antonio Salandra se negó apoyar la intenciones de su aliada de castigar militarmente al Reino de Serbia, presunto autor intelectual del magnicidio, mediante sendos telegramas enviados por su Ministro de Relaciones Exteriores, el Marqués Antonio di San Giuliano a sus colegas aliados, el Conde Leopold von Berchtold y Gotlieb von Jagow. Los intercambios diplomáticos se desarrollaron durante todo el mes, entre las capitales de las principales naciones europeas, sin embargo, todas fracasaron.

Finalmente, el 28 de Julio de 1914, Austria-Hungría le declaró la guerra a Belgrado, lo que desencadeno una reacción en cadena de las alianzas, y si bien la Entente respondió, las Potencias Centrales no, dado que Italia se negó, alegando que la alianza al ser de tipo defensiva, la liberaba de participar del conflicto porque Viena era en este caso la agresora.

Iniciado el conflicto, el Conde von Berchtold intento negociar compensaciones territoriales con el recientemente designado ministro, Conde Sidney Sonnino, sin embargo, ante el rechazo del Jefe del Estado Mayor del Ejército, Conde Conrad von Hötzendorff, debió renunciar, siendo reemplazado por el Barón de origen húngaro Stephan Burián von Rajecz, quien se negaba a cualquier tipo de negociación.

Sin embargo, el mismísimo Káiser Guillermo II insistía en atraer a Italia, por lo que presiono para designar como embajador en Roma, al Príncipe Bernhard von Büllow, hombre de su entera confianza y Canciller a inicios del Siglo XX, quien intentó mediar para tratar de satisfacer las diferencias, teniendo una cierta simpatía por las reivindicaciones italianas. Por su parte el Gobierno de Salandra llevó adelante la llamada política de “Sacro Chantaje” que consistía en negociar con ambos bandos en conflicto la participación en el mismo a cambio de ganancias territoriales.

Finalmente el 26 de Abril de 1915, se firmó en Londres un tratado secreto por el cual el Reino de Italia se comprometía a romper la Triple Alianza y declarar la guerra a sus antiguos aliados, a cambio de la adquisición de los territorios reivindicados, los firmantes fueron, el Ministro de Relaciones Exteriores británico Sir Edward Grey, y los embajadores de Francia, Paul Cambon, del Imperio Ruso Conde Alexander Benkendorf, y por supuesto el del país intersado, el Marques Guglielmo Imperiali di Francavilla.

El primer paso, fue dado el 04 de mayo, cuando el primer ministro Salandra presentó ante el Parlamento una moción para denunciar al Tratado de la Triple Alianza alegando que era contrario a los intereses de la nación, siendo aprobada por una abrumadora mayoría por parte de los senadores y los diputados. Pese a este éxito, la situación política era sumamente compleja, por lo que Salandra presentó su renuncia el 13 de mayo, sin embargo, tres días después, el Rey Vittorio Emanuele III se negó.

Para esa misma jornada, presionado por Berlín, el Barón Burián von Rajecz estableció una serie de concesiones para presentar a Roma, que fueron presentadas en la mañana del 21 de mayo, por el embajador Barón Kajetan Mérey von Kapos-Mére al ministro Sonnino. Ese mismo día, la Cámara de Diputados le otorgó al Gobierno pleno poder para la entrada a la guerra por 407 votos a 74, siendo refrendada por la de Senadores por 262 a 2. La tensión iba en aumento, como fue el incidente ocurrido en Berlín donde un joven agredió al embajador May Bolati, siendo detenido de inmediato, además personalmente el Canciller Theobald von Bethmann-Hollweg presento las disculpas al diplomático.

Al día siguiente, el primer ministro Salandra en uso del poder recientemente otorgado, y con el apoyo del Rey, entregó al General Luigi Cadorna, jefe del Estado Mayor del Ejército italiano, la orden de movilización. Para esa misma jornada, la tensión iba en aumento, un marinero austrohúngaro de origen italiano fue condenado a muerte en la Base de Pula sobre el Mar Adriático luego de intentar matar al almirante Anton Haus, mientras hacía un llamamiento a unirse sus compatriotas.

Finalmente, luego de una tensa jornada, en la mañana del 23 de mayo de 1915, el embajador italiano en Viena, Giuseppe Avarna di Gualtieri, le entregaba al Conde Burián von Rajecz la declaración formal de guerra, por lo que le fueron entregados los papeles necesarios para abandonar el país junto a sus familia y a los funcionarios de la sede diplomática. Por su parte, el gobierno alemán, informado por el embajador Príncipe Gottfried von Hohenlohe- Schillingfürst, respaldo al Imperio Austrohúngaro, aunque mantendrá la posición de neutralidad con Roma.

El ingreso del Reino de Italia a la conflagración aportaba a las potencias aliadas 1.7 millones de hombres, 204 buques de guerra en servicio y una potente fábrica de armamentos, además de abrir un nuevo frente en el Mediterráneo y en los Alpes, que complicaba la planificación del desarrollo estratégico de las operaciones militares de las Potencias Centrales.

-Crespo Jama Edri Alexander

#Efeméride: 20 de mayo de 1983: Lanzamiento del sencillo Every Breath You Take de The Police

20 de mayo de 1983

Lanzamiento del sencillo Every Breath You Take de The Police

Un día como hoy, hace casi 40 años, se estrenó el sencillo Every Breath You Take, quizá la canción más famosa de la banda británica The Police. Formó parte del album Synchronicity, el quinto álbum de la banda, y su exito fue tal que encabezó la lista Billboard de sencillos más vendidos por un espacio de 8 semanas, además de que The Police fue premiado como la mejor interpretación pop del año en los Premios Grammy de 1984.

En los mismos preios, el escritor de la canción Gordon Matthew Summer (Sting) recibió el premio por componer la canción del año, además de que la canción forma parte de la selección de las 100 mejores canciones de la historia por parte de revistas especializadas en el rock, como Rolling Stone. Sin embargo, algo curioso sobre esta canción es que, aunque es la favorita de muchos que la consideran una balada romántica, su significado real no está del todo esclarecido.

Esto se debe a que cuando Sting la escribió (en Jamaica, de hecho), realmente lo hizo sin contar con los demás miembros de la banda y estos después la conocieron e interpretaron sin saber bien a bien de que se trataba o que contexto tenía. De hecho, aunque se cree es una historia de amor con bastantes ideas positivas, Sting ha dicho en más de una ocasión que en realidad cuenta la historia de una persona controladora y siniestra que observa todo lo que pasa.

Sea cual sea el contexto o e significado real, Every Breath You Take es una de las grandes canciones de la historia del Rock. Su video, grabado en 1994 bajo la dirección del albanés Gjon Mili, presenta a la banda tocando la melodia con escenas en blanco y negro en un escenario que parecer ser un enorme salón con una persona lavando los vidrios en el fondo, dejando así el significado de la meloda nuevamente en suspenso.

Te invitamos hoy a conmemora su lanzamiento, el 20 de mayo de 1983, viendo el video, aquí:

Conoce un poco más de esta canción y su lanzamiento, aquí:

#Efemérides, 18 de mayo de 1804. El Senado de Francia Proclama emperador a Napoleón Bonaparte.

A lo largo de la historia, han existido líderes, generales, reyes y emperadores. El día de hoy recordaremos a uno en especial, uno de los más importantes en la historia de Europa y cuyas acciones repercutieron en casi todo el mundo. Napoleón I Bonaparte y su proclamación como El Emperador de los Franceses.

Napoleón I Bonaparte (Napoleone Di Buonaparte) nació en Ajaccio el 15 de agosto de 1769, hijo de una familia noble, su padre, Carlo Buonaparte, un abogado que formaba parte de la corte de Luis XVI y su madre, una mujer que estaba adelantada a su época, que les exigía a sus ocho hijos que ve bañaran diariamente cuando lo normal para la época era solo una vez al mes.

Napoleón estudio junto a su hermano José en la Escuela Militar de Francia Brienne Le Chatau desde la edad de 10 años, tras su excelente rendimiento como estudiante de Brienne, después de su graduación en 1784 fue admitido en la Ecolere Royale Militaire de Paris, Francia. Napoleón sirvió en la guarnición de Valence y de Auxonne hasta el estallido de la Revolución francesa (aunque se tomó casi dos años de licencia en Córcega y París durante este lapso). Poco después de comenzar la revolución, Napoleón se encontraba en Córcega. Apoyó la facción jacobina y obtuvo el rango de comandante segundo de la Guardia Nacional de Voluntarios de la isla. Después de entrar en conflicto con el líder nacionalista Pasquale Paoli (antiguo héroe de Napoleón), Bonaparte y su familia fueron obligados a huir a Francia, donde llegaron en junio de 1793.

En 1795, Bonaparte se encontraba en París cuando el 3 de octubre realistas y contra-revolucionarios organizaron una protesta armada contra la Convención, sus excesos y su gobierno tiránico. A Bonaparte se le encomendó dirigir a un improvisado ejército en la defensa de la Convención en el Palacio de las Tullerías. Este triunfo le dio gran fama y poder sobre el nuevo Directorio, en particular sobre su líder, Paul Barras. Semanas después, el 9 de marzo de 1796, se casó con la amante de Barras, Josefina de Beauharnais.

Días después de su matrimonio, Bonaparte tomó el mando del Ejército francés en Italia y en marzo de 1798 Bonaparte propuso llevar a cabo una expedición para colonizar Egipto, en aquel entonces una provincia otomana.

Durante su estancia en Egipto, Bonaparte siguió de cerca los asuntos europeos, obteniendo información de los periódicos y despachos que le llegaban cada tanto. El 23 de agosto de 1799, aprovechó una relajación temporal del bloqueo a los puertos franceses por parte de la flota británica y embarcó hacia Francia.

En 1800 Bonaparte regresó a Italia, que había sido reconquistada por Austria durante su ausencia en Egipto. Cruzó con sus tropas los Alpes en primavera (si bien cabalgaba sobre una mula, y no en el caballo con el que lo pintó David). Al principio la campaña no fue muy bien, pero más adelante propinó una rotunda derrota a los austríacos, la cual llevó a la firma de un armisticio.

A finales de abril de 1804, y con la intención de consolidar el poder, el tribuno Jean-François Curée propone que el primer cónsul Napoleón sea nombrado emperador de los franceses y establece en su familia el derecho a heredar el trono imperial. Finalmente, El 18 de mayo de 1804, un senado consulto-orgánico le confirió el título de emperador, bajo el nombre de Napoleón I.

#Efemérides: 16 de mayo de 2010: Fallecimiento de Ronald James Padavona, mejor conocido como Ronnie James Dio

Ronnie James Dio, una de las figuras pesadas del heavy metal como vocalista del grupo Black Sabbath y otras bandas, a los 67 años.

“Hoy se ha partido mi corazón. Ronnie murió a las 07:45 de la mañana”, dijo la mujer en el sitio de internet del artista. Más de 8.000 personas le habían enviado mensajes de pésame a su página de Facebook.

Dio, cuyo verdadero nombre fue Ronald James Padavona, había revelado el año pasado, exactamente en noviembre del 2009, que sufría cáncer de estómago y estaba recibiendo tratamiento en un hospital de Houston (Texas).

“Muchos, muchos amigos y familiares pudieron decirle adiós en privado antes de que muriera en paz”, enfatizó Wendy Dio.

Su último proyecto era la banda Heaven and Hell, que reunió a antiguos miembros de Black Sabbath y que el año pasado sacó el álbum The Devil You Know.

Nacido en Nueva Hampshire en 1942, Dio entró en el mundo de la música con su propio grupo, Elf, pero se colocó en el centro de la escena del heavy metal al incorporarse a Rainbow, un experimento montado por el guitarrista Ritchie Blackmore tras abandonar Deep Purple.

Entró en Black Sabbath en 1980, en sustitución del vocalista Ozzy Osbourne, y en ese grupo legendario grabó dos discos “clásicos” de los rockeros duros, Heavy and Hell y Mob Rules.

La batalla entre el bien y el mal era uno de sus temas predilectos y a él se atribuye la popularidad entre los seguidores del heavy metal de hacer los cuernos con la mano, en representación del diablo.

El artista cantó para Black Sabbath en tres periodos y entre esos espacios de tiempo lideró una banda bautizada con su propio nombre, que hoy quedó huérfana.

 

-Edri Alexander Crespo Jama

#Efeméride: 13 de mayo de 1940: Primer discurso de Churchill en la Cámara de los Comunes: I have nothing to offer but blood, toil, tears and sweat

13 de mayo de 1940

Primer discurso de Churchill en la Cámara de los Comunes: I have nothing to offer but blood, toil, tears and sweat

Nuestra efeméride de hoy nos permite recordar uno de los momentos más emblemáticos de uno de los personajes de mayor relevancia en la histórica británica y sin duda en la historia del siglo XXI. Hoy conmemoramos el primer discurso de Sir Winston Churchill ante las Cámara de los Comunes (la cámara «baja» del parlamento británico), mismo que tuvo lugar el 13 de mayo de 1940 y que sirvió como una gran arenga en la lucha de los aliados en la II Guerra Mundial, que hasta ese momento estaba marcado por las derrotas y retiradas.

La guerra tenía ocho meses de haber iniciado (septiembre de 1939, con la invasión alemana a Polonia), Francia estaba prácticamente ocupada junto por los alemanes al resto de Europa central y la amenaza se cernía sobre el Reino Unido, el único país opositor que estaba en teóricas condiciones de hacer frente a la expansión nacionalsocialista. En este escenario, Churchill remplazó a Neville Chamberlain como Primer Ministro y desde el primer momento cambio la política «apaciguadora» y prudente de su antecesor por una más violenta y que buscaba hacer frente a lo que ya se consideraba un enemigo necesario de vencer por el bien del Reino Unido y el mundo: Hitler.

Así, Churchill evidenció esta nueva postura en su primer discurso de aquél 13 de mayo y que tuvo en una de sus líneas una de sus frases más celebres y reconocibles del ministro y también Premio Nobel de Literatura, cuando arengó a los suyos asegurándoles que sólo podía ofrecerles sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor para hacer frente a la guerra, y dejando en claro que sólo eso se tenía y se necesitaba para salir victoriosos.

De hecho, se suele concluir que la arenga fue un éxito absoluto y es uno de los responsables indirectos de la resistencia británica en los meses siguientes, sobre todo de la llamada Batalla de Inglaterra, que estalló en octubre de 1940 y que resultó en una victoria de la Real Fuerza Aérea Británica que rechazo los embates alemanes y ayudó a evitar una inminente invasión del territorio británico.

Por fortuna, el discurso íntegro de Churchill ha llegado hasta nuestros días, tanto en su versión escrita como en audio, mismo que compartimos más abajo. Además, su frase central, parafraseada como «blood, toil, tears and sweat» (sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor), se ha convertido en una arenga común de resistencia y lucha cuando todo parece perdido e incluso fue dramatizada de gran manera en el filme The Darkest Hour (Wright, 2017), en la que Gary Oldman caracteriza magistralmente a Churchill.

Puedes escuchar el audio del discurso original, en este video:

Puedes consultar el discurso directamente en la página del parlamento británico, aquí:

Para saber más al respecto, consulta:

#Efemérides: 11 de mayo de 1960. Soldados israelíes capturan a Adolf Eichmann en Buenos Aires.

En la Segunda Guerra Mundial, se dio un evento que ha sido catalogado como uno de los más horribles y negativos en la historia, El Holocausto.

El Holocausto fue la persecución de judíos por parte del Partido Nazi durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, no hablaremos de ese tema el día de hoy, hablaremos de uno de sus arquitectos, Adolf Eichmann. 

Otto Adolf Eichmann (Solingen, 19 de marzo de 1906 – Ramla, 1 de junio de 1962) fue un criminal de guerra austroalemán y oficial en el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, uno de los mayores organizadores del Holocausto y responsable directo de la solución final, principalmente en Polonia, y de los transportes de deportados a los campos de concentración.

Desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, Eichmann y su equipo agruparon a los judíos en los campos de concentración y los guetos en las metrópolis monumentales con la expectativa de ser transportados hacia el este o por medio del océano.

Eichmann y su equipo fueron los causantes de la deportación y genocidio de los judíos en los campos de concentración, donde las víctimas fueron gaseadas. Alemania invadió Hungría en marzo de 1944 y Eichmann supervisó la deportación poblacional judía.

Finalmente, el 11 de mayo de 1960, el criminal de guerra nazi Adolf Eichmann, que se había refugiado en Argentina bajo una identidad falsa, fue secuestrado por un comando del servicio secreto israelí después de buscarlo durante varios años.

Diez días después, los agentes del Mossad (servicio secreto israelí) lo ocultaron en un avión, drogado y vestido con un uniforme de la aerolínea israelí El Al, rumbo a Israel, donde sería juzgado por 15 cargos.

 

#Efeméride: 9 de mayo de 1945: captura de Hermann Goring por fuerzas estadounidenses

A medida que los soviéticos se acercaban a Berlín, los esfuerzos de Hitler para organizar la defensa de la ciudad se volvieron cada vez más inútiles y sin sentido. Su último cumpleaños, celebrado en el Führerbunker en Berlín el 20 de abril de 1945, fue la ocasión para despedirse de muchos de los líderes nazis, como Göring. Para entonces, la finca de caza de Göring, llamada Carinhall, había sido evacuada, la vivienda central, destruida​ y sus tesoros artísticos se trasladaron a Berchtesgaden y a otros lugares.​

Llegó a su propiedad en Obersalzberg el 22 de abril, el mismo día en que Hitler, en una larga diatriba contra sus generales, admitió públicamente que la guerra estaba perdida y que tenía la intención de permanecer en la capital hasta el final y luego suicidarse. También declaró que Göring estaba en una mejor posición para negociar un acuerdo de paz.​

El jefe de operaciones del Oberkommando der Wehrmacht, Alfred Jodl, estuvo presente en la bronca de Hitler y notificó al jefe de gabinete de Göring, Karl Koller, en una reunión unas horas después. Sintiendo sus implicaciones, voló inmediatamente a Berchtesgaden para notificar a su superior sobre este acontecimiento. Una semana después del comienzo de la invasión soviética, Hitler había emitido un decreto nombrando a Göring su sucesor en caso de muerte, codificando así la declaración que había hecho poco después del comienzo de la guerra. El decreto también entregaba plena autoridad para actuar como sustituto de Hitler si esta alguna vez perdía su libertad de acción.

Göring temía que lo tildaran de traidor si intentaba tomar el poder, pero también de ser acusado de incumplimiento del deber si no hacía nada. Después de algunas dudas, revisó su copia del decreto de 1941, que lo nombraba sucesor del Führer. Después de consultar con Koller y Hans Lammers, secretario de Estado de la Cancillería del Reich, concluyó que, al permanecer en Berlín para enfrentar una muerte segura, Hitler se había incapacitado a sí mismo para gobernar. Acordaron que, según los términos del decreto, le correspondía a Göring ocupar el poder en lugar de aquel.​ También estaba motivado por el temor de que su rival, Martin Bormann, se apropiara del cargo tras la muerte del Führer y ordenara su ejecución como traidor. Con esto en mente, envió un telegrama cuidadosamente redactado pidiéndole permiso para asumir el cargo de Führer de toda Alemania, subrayando que actuaría como suplente. Agregó que, si no recibía respuesta antes de las 22:00 h de esa noche (23 de abril), asumiría que Hitler había perdido su libertad de acción y, por tanto, se responsabilizaría del liderazgo del Reich.

El telegrama fue interceptado por Bormann, quien convenció a Hitler de que Göring era un traidor. Argumentó que el telegrama no era una solicitud de permiso para actuar como suplente, sino una demanda a Hitler de renunciar o ser derrocado. Bormann también interceptó otro telegrama en el que Göring indicó a Ribbentrop que le informara si no había más mensajes de Hitler o Göring antes de la medianoche. Hitler le envió una respuesta, preparada con la ayuda de Bormann, rescindiendo el decreto de 1941 y amenazándolo con la ejecución por alta traición a menos que dimitiera de inmediato a todos sus cargos. Göring renunció puntualmente, pero Hitler —o Bormann, según la fuente— ordenó a las SS que lo pusieran bajo arresto domiciliario en Obersalzberg, así también a su personal y Lammers. Bormann hizo un anuncio por radio que Göring había renunciado por razones de salud.

Para el 26 de abril, el complejo en Obersalzberg estaba bajo ataque de los Aliados, por lo que fue trasladado a su castillo en Mauterndorf. En su última voluntad y testamento político, Hitler lo expulsó del NSDAP, anuló formalmente el decreto que lo convertía en su sucesor y lo reprendió por «intentar ilegalmente tomar el control del Estado».​ Después nombró a Karl Dönitz, comandante en jefe de la Kriegsmarine, como presidente del Reich y comandante en jefe de la Wehrmacht. Hitler y su esposa Eva Braun se suicidaron el 30 de abril, pocas horas después de una boda organizada a toda prisa. Göring fue liberado el 5 de mayo por una unidad de la Luftwaffe que pasaba por el área y se dirigió a las líneas estadounidenses, con la esperanza de rendirse ante ellos en lugar de a los soviéticos. Fue detenido cerca de Radstadt el 6 de mayo por elementos de la 36.ª División de Infantería del Ejército de los Estados Unidos. Este movimiento probablemente salvó su vida, ya que Bormann había ordenado su ejecución si Berlín hubiera caído.

Fue trasladado en avión al campamento Ashcan, un campo de prisioneros de guerra temporal ubicado en el Palace Hotel en Mondorf-les-Bains, Luxemburgo. Allí fue tratado de su adicción con dihidrocodeína —un derivado de la morfina suave—, antes de su detención había estado tomando el equivalente de tres o cuatro granos (260-320 mg) de morfina al día; asimismo, se le impuso una dieta estricta y perdió alrededor de 27 kg.​ Los principales funcionarios nazis fueron transferidos en septiembre a Núremberg, que sería la ubicación de una serie de tribunales militares a partir de noviembre.

Era el segundo funcionario de mayor rango juzgado en Núremberg, tras el presidente del Reich (ex almirante) Dönitz. La fiscalía presentó una acusación de cuatro cargos, como el de conspiración, librar una guerra de agresión, crímenes de guerra como el saqueo y el traslado a Alemania de obras de arte y otros bienes y crímenes contra la humanidad como la desaparición de opositores políticos y otros oponentes en virtud del decreto Nacht und Nebel (noche y niebla), la tortura y los malos tratos a prisioneros de guerra y el asesinato y la esclavitud de civiles, lo que en ese momento se estimaba en 5 700 000 judíos. Al estar impedido de presentar una extensa defensa, Göring se declaró, «en el sentido de la acusación, no culpable».

El juicio duró 218 días; la fiscalía presentó su caso de noviembre de 1945 a marzo de 1946 y la defensa de Göring, la primera presentada, duró del 8 al 22 de marzo. Las sentencias fueron leídas el 30 de septiembre.

-Edri Alexander Crespo Jama

#Efeméride: 6 de mayo de 1910: Inicio del reinado de Jorge V de Gran Bretaña, el primero en usar el nombre Windsor

6 de mayo de 1910

Inicio del reinado de Jorge V de Gran Bretaña, el primero en usar el nombre Windsor

Hoy conmemoramos el inicio del reinado de Jorge V, Rey del Reino Unido y los dominios de la Mancomunidad Británica y emperador de la India, quién ascendió el trono el 6 de mayo de 1910, el mismo día en que falleció su padre, el rey Eduardo VII. Si bien su coronación se dio hasta el 22 de junio de 1911, el reinado siempre se considera a partir de que sucede al rey anterior ya sea por muerte o abdicación.

Es importante resaltar que su padre Eduardo VII, usaba el apellido «de Sajonia» ya que pertenecía a la familia real de la casa de Sajonia-Coburgo y Gotha, ya que su madre, la reina Victoria (1837-1901) se había casado con Alberto, miembro de esa casa y así había sumado su nombre a la corona británica en lugar del anterior, la Casa De Hannover. Sin embargo, cuando Jorge V accedió al trono, el Reino Unido era un rival político de Alemania gracias a la I Guerra Mundial y se consideró que tener un apellido de origen alemán no era correcto, por lo que mediante una proclama real en 1917 se cambió el apellido a Windsor, creando así la Casa de Windsor que rige hasta hoy con Isabel II.

Jorge V nació como Jorge Federico Ernesto Alberto y era nieto de la vigente monarca Victoria, al ser el segundo hijo de Alberto Eduardo, el primogénito de la reina. De hecho, Jorge era el tercero en la sucesión después del propio Alberto Eduardo y su hermano mayor, Alberto Víctor, sin embargo, cuando este murió en 1892, Jorge ascendió en la línea sucesoria solo detrás de su padre.

El rey Jorge V gobernó un imperio británico en expansión y relativa prosperidad hasta su muerte en 1936 y quizá su mayor legado fue la capacidad con la que entendió lo que significaba el Imperio Británico y las acciones que hizo para fortalecerlo y crear una comunidad de naciones durante su reinado y que perseveró aún después y hasta la fecha. Además, comandó con éxito a los británicos en la Gran Guerra y fue capaz de adaptar la corona a los nacientes cambios e ideas políticas como el socialismo, republicanismo o laborismo y, por supuesto, oponerse a otras como el fascismo o el comunismo.

Para conocer más sobre este monarca británico y el inicio de su reinado, visita:

#Efemérides, 4 de mayo de 1915. Austria rompe su alianza con Alemania y Austria-Hungría.

Durante las largas guerras de los países, muchos se han visto envueltos en discrepancias y discusiones para tomar un bando inicial, y justamente eso pasó con Italia en 1914, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial.
Tras el estallido de la Gran Guerra, Italia se mantuvo neutral ante el inicio de este conflicto bélico, sin embargo, Alemania y Francia tenían cierto interés con Italia. Italia notó ese interés y comenzó a negociar con ambos bandos, exigiendo una cesión de territorios para así entrar a la contienda.
El 5 de septiembre de 1914, firmó un acuerdo secreto con el Triple Entente, el cual comprometía a que Italia se uniría a ese bando y lucharía con ellos hasta la victoria. La victoria aliada en el Marne, mantuvo al Presidente del Consejo de Ministros de Italia, Antonio Salandra, que la victoria sería del bando aliado. Pesé a esas razones, mantuvo relaciones cordiales durante varios meses con ambos bandos, pues esperaba mejores ofertas por parte de ellos.
El 25 de septiembre, el ministro de Asuntos Exteriores, el marqués de San Giuliano, envió a San Petersburgo una lista de condiciones que tenían que cumplir para que por fin los italianos abandonaran la neutralidad y se unieran inmediatamente a las fuerzas del Entente, sin embargo, esta lista fue rechazada debido a que en ese momento, las peticiones eran muy desorbitadas.
La entrada en guerra del Imperio otomano complicó las relaciones de Italia con los Imperios centrales, pues el sultán declaró la yihad el 2 de noviembre y ello desencadenó una revuelta contra los italianos en Libia. El alzamiento expulsó a los italianos de la región a finales de diciembre.
Pese a propender a ligarse a los Aliados, Italia no dejó por ello de tratar con los Imperios centrales. En diciembre, aprovechando la reanudación de las operaciones austrohúngaras contra Serbia, exigió cesiones territoriales al imperio, que contaron con el respaldo alemán pues ninguno de los territorios que pedían los italianos era alemán, el 11 de diciembre los austrohúngaros rechazaron secamente la exigencia y la derrota que sufrieron a finales de enero de 1915 en la campaña serbia puso fin temporalmente a las negociaciones.
El 3 de marzo, las relaciones entre Italia y Austria-Hungría se pusieron más tensas, tras un desembarco en las costas del puerto adriático de Antivan, pero, para poder moderar estas tensiones, los austrohúngaros presentaron una nueva oferta: el Trentino a cambio de la neutralidad italiana y la aquiescencia de Roma a las actividades austrohúngaras en los Balcanes. Los italianos rehusaron la propuesta el 8 de abril y exigieron todo el Tirol meridional hasta el puerto de Brennero. El 16 de abril los austrohúngaros rechazaron estas reclamaciones y simplemente repitieron su oferta de ceder el Trentino tras la guerra, lo que bloqueó las negociaciones.
Finalmente, por presiones de los Aliados, El 3 de mayo, el país se retiró formalmente de la Triple Alianza y al día siguiente, el 4 de mayo de 1915, rompería relaciones con Alemania y Austria-Hungría.

#Efemérides: 2 de mayo de 1945: Fin de la batalla de Berlín. Sus defensores se rinden.

El fin de la Segunda Guerra Mundial reúne tanto el cierre del teatro europeo en la Segunda Guerra Mundial como la rendición de Alemania. Tuvo lugar entre finales de abril y principios de mayo de 1945 y finalizaría, el 9 de mayo de 1945, tras la firma de la capitulación alemana, en Berlín, entre los mariscales Keitel y Zhúkov.

El 25 de abril de 1945, las tropas soviéticas entraron por primera vez en contacto directo, cortando a Alemania en ocho. Las primeras unidades en hacer contacto fueron de la 69° División de Infantería norteamericana y la 58° División de Guardias soviética del 5° Ejército de Guardias, cerca de Torgau, sobre el río Elba, localidad donde soldados de ambas nacionalidades realizaron una breve celebración por encontrarse personalmente tras meses de avances desde extremos opuestos. Contra lo que esperaba la propaganda nazi, el contacto entre ambas tropas no fue hostil sino todo lo contrario.

En las últimas horas de la batalla de Berlín, en la tarde del 30 de abril de 1945, el canciller alemán Adolf Hitler se suicidó en su búnker de la Cancillería del Reich en Berlín junto a Eva Braun, entendiendo que la guerra ya estaba perdida para el Tercer Reich y deseando no ser capturado por las tropas soviéticas que avanzaban sobre la capital alemana.

En su último testamento, Hitler nombró a sus sucesores: el almirante Karl Dönitz como el nuevo Reichspräsident, presidente de Alemania, y al ministro de Propaganda Joseph Goebbels como el nuevo Reichskanzler. Sin embargo, Goebbels se suicidó con su esposa en Berlín en la mañana del 1 de mayo, dejando al almirante Dönitz orquestar las negociaciones de rendición.

El 30 de abril el almirante Dönitz no se hallaba en Berlín sino en Plön, desde donde se trasladaría para formar su nuevo gobierno al pequeño puerto de Flensburgo, cerca de la frontera danesa a orillas del Báltico, en el que se había instalado el último cuartel general de la Marina de Guerra alemana. Enterado de la muerte de Hitler, Dönitz nombró al diplomático Schwerin Von Krosigk como nuevo Reichskanzler, con autoridad sobre las zonas de Alemania donde aún no habían entrado aliados o soviéticos.

Mientras tanto en Italia las tropas alemanas controlaban solo la zona más cercana a los Alpes y algunas localidades menores, después que una insurrección masiva de partisanos locales y el avance del 5° Ejército estadounidense los expulsarán de las principales ciudades del norte de Italia a partir del 25 de abril.

Tras meses de negociaciones no autorizadas por Hitler, el 1 de mayo, el general de las SS, Karl Wolff, y el comandante en jefe del 10° Ejército de la Wehrmacht, el general Heinrich Von Vietinghoff, aceptaron la derrota y ordenaron a todas las fuerzas armadas alemanas en Italia cesar las hostilidades, firmando un documento de rendición en la ciudad de Caserta que estipulaba que todas las fuerzas alemanas en Italia se rindiesen incondicionalmente a los Aliados el 2 de mayo; en ese documento se incluía también la rendición de las tropas italianas neofascistas que obedecían a la República Social Italiana.

La situación bélica en la propia Alemania era también prontamente liquidada: la batalla de Berlín finalizó al amanecer del 2 de mayo, cuando el último comandante en jefe de la guarnición, el general Helmuth Weidling, entregó la ciudad a las tropas soviéticas al considerar inútil proseguir la lucha en la urbe ya bastante destrozada.

El 3 de mayo se rendían también las guarniciones alemanas en los puertos de Hamburgo y Bremen, que se hallaban cercadas desde varias semanas antes por tropas británicas y canadienses, capitulando también las guarniciones germanas que aún resistían en la costa norte de Alemania. Mientras tanto, tropas soviéticas y estadounidenses terminaban de ocupar las regiones de Sajonia y Turingia, mientras que fuerzas estadounidenses tomaban las localidades alpinas del sur de Baviera y del norte de Austria.

El 4 de mayo de 1945, el mariscal británico Montgomery aceptó la rendición militar de todas las fuerzas alemanas que aún resistían en el norte y oeste de Holanda, y el extremo noroeste de Alemania, comprendiendo a las guarniciones alemanas aún situadas en Dinamarca. Esta capitulación se celebró en el cuartel general británico situado en la ciudad de Luneburgo, situada en un área entre las ciudades de Hamburgo, Hannover y Bremen.

Como el comandante operacional de algunas de estas fuerzas era el almirante Dönitz, él mismo señaló a sus subordinados de la zona que la guerra europea había terminado y no tenía sentido resistir. Mientras tanto, fuerzas navales británicas se lanzaban a la ocupación de Dinamarca con apoyo de la resistencia danesa, desarmando y apresando a las fuerzas alemanas que encontraron, sin hallar resistencia apreciable.

El 5 de mayo, Dönitz ordenó a todos los submarinos de la Kriegsmarine cesar las operaciones ofensivas y regresar a sus bases. El mismo día las fuerzas alemanas de Noruega se rindieron en todo el país ante los británicos y la resistencia local, que días antes controlaba ya varias localidades rurales, mientras el extremo norte de Noruega era ocupado por los soviéticos. Ese mismo día estalló la sublevación de la resistencia checa en Praga que atacó a las tropas alemanas que aún resistían en las regiones centrales de Bohemia, atrapadas entre las tropas estadounidenses y el Ejército Rojo.

Al día siguiente, 6 de mayo, se rindió la guarnición alemana de Breslavia al mando del general Hermann Niehoff; esta ciudad de Silesia se hallaba cercada por tropas soviéticas desde mediados de febrero y las sucesivas ofensivas del Ejército Rojo la habían alejado paulatinamente del territorio bajo control nazi.

 

-Edri Alexander Crespo Jama