#Efemérides: 16 de mayo de 2010: Fallecimiento de Ronald James Padavona, mejor conocido como Ronnie James Dio

Ronnie James Dio, una de las figuras pesadas del heavy metal como vocalista del grupo Black Sabbath y otras bandas, a los 67 años.

“Hoy se ha partido mi corazón. Ronnie murió a las 07:45 de la mañana”, dijo la mujer en el sitio de internet del artista. Más de 8.000 personas le habían enviado mensajes de pésame a su página de Facebook.

Dio, cuyo verdadero nombre fue Ronald James Padavona, había revelado el año pasado, exactamente en noviembre del 2009, que sufría cáncer de estómago y estaba recibiendo tratamiento en un hospital de Houston (Texas).

“Muchos, muchos amigos y familiares pudieron decirle adiós en privado antes de que muriera en paz”, enfatizó Wendy Dio.

Su último proyecto era la banda Heaven and Hell, que reunió a antiguos miembros de Black Sabbath y que el año pasado sacó el álbum The Devil You Know.

Nacido en Nueva Hampshire en 1942, Dio entró en el mundo de la música con su propio grupo, Elf, pero se colocó en el centro de la escena del heavy metal al incorporarse a Rainbow, un experimento montado por el guitarrista Ritchie Blackmore tras abandonar Deep Purple.

Entró en Black Sabbath en 1980, en sustitución del vocalista Ozzy Osbourne, y en ese grupo legendario grabó dos discos “clásicos” de los rockeros duros, Heavy and Hell y Mob Rules.

La batalla entre el bien y el mal era uno de sus temas predilectos y a él se atribuye la popularidad entre los seguidores del heavy metal de hacer los cuernos con la mano, en representación del diablo.

El artista cantó para Black Sabbath en tres periodos y entre esos espacios de tiempo lideró una banda bautizada con su propio nombre, que hoy quedó huérfana.

 

-Edri Alexander Crespo Jama

#Efemérides: 11 de mayo de 1960. Soldados israelíes capturan a Adolf Eichmann en Buenos Aires.

En la Segunda Guerra Mundial, se dio un evento que ha sido catalogado como uno de los más horribles y negativos en la historia, El Holocausto.

El Holocausto fue la persecución de judíos por parte del Partido Nazi durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, no hablaremos de ese tema el día de hoy, hablaremos de uno de sus arquitectos, Adolf Eichmann. 

Otto Adolf Eichmann (Solingen, 19 de marzo de 1906 – Ramla, 1 de junio de 1962) fue un criminal de guerra austroalemán y oficial en el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, uno de los mayores organizadores del Holocausto y responsable directo de la solución final, principalmente en Polonia, y de los transportes de deportados a los campos de concentración.

Desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, Eichmann y su equipo agruparon a los judíos en los campos de concentración y los guetos en las metrópolis monumentales con la expectativa de ser transportados hacia el este o por medio del océano.

Eichmann y su equipo fueron los causantes de la deportación y genocidio de los judíos en los campos de concentración, donde las víctimas fueron gaseadas. Alemania invadió Hungría en marzo de 1944 y Eichmann supervisó la deportación poblacional judía.

Finalmente, el 11 de mayo de 1960, el criminal de guerra nazi Adolf Eichmann, que se había refugiado en Argentina bajo una identidad falsa, fue secuestrado por un comando del servicio secreto israelí después de buscarlo durante varios años.

Diez días después, los agentes del Mossad (servicio secreto israelí) lo ocultaron en un avión, drogado y vestido con un uniforme de la aerolínea israelí El Al, rumbo a Israel, donde sería juzgado por 15 cargos.

 

#Efeméride: 9 de mayo de 1945: captura de Hermann Goring por fuerzas estadounidenses

A medida que los soviéticos se acercaban a Berlín, los esfuerzos de Hitler para organizar la defensa de la ciudad se volvieron cada vez más inútiles y sin sentido. Su último cumpleaños, celebrado en el Führerbunker en Berlín el 20 de abril de 1945, fue la ocasión para despedirse de muchos de los líderes nazis, como Göring. Para entonces, la finca de caza de Göring, llamada Carinhall, había sido evacuada, la vivienda central, destruida​ y sus tesoros artísticos se trasladaron a Berchtesgaden y a otros lugares.​

Llegó a su propiedad en Obersalzberg el 22 de abril, el mismo día en que Hitler, en una larga diatriba contra sus generales, admitió públicamente que la guerra estaba perdida y que tenía la intención de permanecer en la capital hasta el final y luego suicidarse. También declaró que Göring estaba en una mejor posición para negociar un acuerdo de paz.​

El jefe de operaciones del Oberkommando der Wehrmacht, Alfred Jodl, estuvo presente en la bronca de Hitler y notificó al jefe de gabinete de Göring, Karl Koller, en una reunión unas horas después. Sintiendo sus implicaciones, voló inmediatamente a Berchtesgaden para notificar a su superior sobre este acontecimiento. Una semana después del comienzo de la invasión soviética, Hitler había emitido un decreto nombrando a Göring su sucesor en caso de muerte, codificando así la declaración que había hecho poco después del comienzo de la guerra. El decreto también entregaba plena autoridad para actuar como sustituto de Hitler si esta alguna vez perdía su libertad de acción.

Göring temía que lo tildaran de traidor si intentaba tomar el poder, pero también de ser acusado de incumplimiento del deber si no hacía nada. Después de algunas dudas, revisó su copia del decreto de 1941, que lo nombraba sucesor del Führer. Después de consultar con Koller y Hans Lammers, secretario de Estado de la Cancillería del Reich, concluyó que, al permanecer en Berlín para enfrentar una muerte segura, Hitler se había incapacitado a sí mismo para gobernar. Acordaron que, según los términos del decreto, le correspondía a Göring ocupar el poder en lugar de aquel.​ También estaba motivado por el temor de que su rival, Martin Bormann, se apropiara del cargo tras la muerte del Führer y ordenara su ejecución como traidor. Con esto en mente, envió un telegrama cuidadosamente redactado pidiéndole permiso para asumir el cargo de Führer de toda Alemania, subrayando que actuaría como suplente. Agregó que, si no recibía respuesta antes de las 22:00 h de esa noche (23 de abril), asumiría que Hitler había perdido su libertad de acción y, por tanto, se responsabilizaría del liderazgo del Reich.

El telegrama fue interceptado por Bormann, quien convenció a Hitler de que Göring era un traidor. Argumentó que el telegrama no era una solicitud de permiso para actuar como suplente, sino una demanda a Hitler de renunciar o ser derrocado. Bormann también interceptó otro telegrama en el que Göring indicó a Ribbentrop que le informara si no había más mensajes de Hitler o Göring antes de la medianoche. Hitler le envió una respuesta, preparada con la ayuda de Bormann, rescindiendo el decreto de 1941 y amenazándolo con la ejecución por alta traición a menos que dimitiera de inmediato a todos sus cargos. Göring renunció puntualmente, pero Hitler —o Bormann, según la fuente— ordenó a las SS que lo pusieran bajo arresto domiciliario en Obersalzberg, así también a su personal y Lammers. Bormann hizo un anuncio por radio que Göring había renunciado por razones de salud.

Para el 26 de abril, el complejo en Obersalzberg estaba bajo ataque de los Aliados, por lo que fue trasladado a su castillo en Mauterndorf. En su última voluntad y testamento político, Hitler lo expulsó del NSDAP, anuló formalmente el decreto que lo convertía en su sucesor y lo reprendió por «intentar ilegalmente tomar el control del Estado».​ Después nombró a Karl Dönitz, comandante en jefe de la Kriegsmarine, como presidente del Reich y comandante en jefe de la Wehrmacht. Hitler y su esposa Eva Braun se suicidaron el 30 de abril, pocas horas después de una boda organizada a toda prisa. Göring fue liberado el 5 de mayo por una unidad de la Luftwaffe que pasaba por el área y se dirigió a las líneas estadounidenses, con la esperanza de rendirse ante ellos en lugar de a los soviéticos. Fue detenido cerca de Radstadt el 6 de mayo por elementos de la 36.ª División de Infantería del Ejército de los Estados Unidos. Este movimiento probablemente salvó su vida, ya que Bormann había ordenado su ejecución si Berlín hubiera caído.

Fue trasladado en avión al campamento Ashcan, un campo de prisioneros de guerra temporal ubicado en el Palace Hotel en Mondorf-les-Bains, Luxemburgo. Allí fue tratado de su adicción con dihidrocodeína —un derivado de la morfina suave—, antes de su detención había estado tomando el equivalente de tres o cuatro granos (260-320 mg) de morfina al día; asimismo, se le impuso una dieta estricta y perdió alrededor de 27 kg.​ Los principales funcionarios nazis fueron transferidos en septiembre a Núremberg, que sería la ubicación de una serie de tribunales militares a partir de noviembre.

Era el segundo funcionario de mayor rango juzgado en Núremberg, tras el presidente del Reich (ex almirante) Dönitz. La fiscalía presentó una acusación de cuatro cargos, como el de conspiración, librar una guerra de agresión, crímenes de guerra como el saqueo y el traslado a Alemania de obras de arte y otros bienes y crímenes contra la humanidad como la desaparición de opositores políticos y otros oponentes en virtud del decreto Nacht und Nebel (noche y niebla), la tortura y los malos tratos a prisioneros de guerra y el asesinato y la esclavitud de civiles, lo que en ese momento se estimaba en 5 700 000 judíos. Al estar impedido de presentar una extensa defensa, Göring se declaró, «en el sentido de la acusación, no culpable».

El juicio duró 218 días; la fiscalía presentó su caso de noviembre de 1945 a marzo de 1946 y la defensa de Göring, la primera presentada, duró del 8 al 22 de marzo. Las sentencias fueron leídas el 30 de septiembre.

-Edri Alexander Crespo Jama

#Efemérides, 4 de mayo de 1915. Austria rompe su alianza con Alemania y Austria-Hungría.

Durante las largas guerras de los países, muchos se han visto envueltos en discrepancias y discusiones para tomar un bando inicial, y justamente eso pasó con Italia en 1914, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial.
Tras el estallido de la Gran Guerra, Italia se mantuvo neutral ante el inicio de este conflicto bélico, sin embargo, Alemania y Francia tenían cierto interés con Italia. Italia notó ese interés y comenzó a negociar con ambos bandos, exigiendo una cesión de territorios para así entrar a la contienda.
El 5 de septiembre de 1914, firmó un acuerdo secreto con el Triple Entente, el cual comprometía a que Italia se uniría a ese bando y lucharía con ellos hasta la victoria. La victoria aliada en el Marne, mantuvo al Presidente del Consejo de Ministros de Italia, Antonio Salandra, que la victoria sería del bando aliado. Pesé a esas razones, mantuvo relaciones cordiales durante varios meses con ambos bandos, pues esperaba mejores ofertas por parte de ellos.
El 25 de septiembre, el ministro de Asuntos Exteriores, el marqués de San Giuliano, envió a San Petersburgo una lista de condiciones que tenían que cumplir para que por fin los italianos abandonaran la neutralidad y se unieran inmediatamente a las fuerzas del Entente, sin embargo, esta lista fue rechazada debido a que en ese momento, las peticiones eran muy desorbitadas.
La entrada en guerra del Imperio otomano complicó las relaciones de Italia con los Imperios centrales, pues el sultán declaró la yihad el 2 de noviembre y ello desencadenó una revuelta contra los italianos en Libia. El alzamiento expulsó a los italianos de la región a finales de diciembre.
Pese a propender a ligarse a los Aliados, Italia no dejó por ello de tratar con los Imperios centrales. En diciembre, aprovechando la reanudación de las operaciones austrohúngaras contra Serbia, exigió cesiones territoriales al imperio, que contaron con el respaldo alemán pues ninguno de los territorios que pedían los italianos era alemán, el 11 de diciembre los austrohúngaros rechazaron secamente la exigencia y la derrota que sufrieron a finales de enero de 1915 en la campaña serbia puso fin temporalmente a las negociaciones.
El 3 de marzo, las relaciones entre Italia y Austria-Hungría se pusieron más tensas, tras un desembarco en las costas del puerto adriático de Antivan, pero, para poder moderar estas tensiones, los austrohúngaros presentaron una nueva oferta: el Trentino a cambio de la neutralidad italiana y la aquiescencia de Roma a las actividades austrohúngaras en los Balcanes. Los italianos rehusaron la propuesta el 8 de abril y exigieron todo el Tirol meridional hasta el puerto de Brennero. El 16 de abril los austrohúngaros rechazaron estas reclamaciones y simplemente repitieron su oferta de ceder el Trentino tras la guerra, lo que bloqueó las negociaciones.
Finalmente, por presiones de los Aliados, El 3 de mayo, el país se retiró formalmente de la Triple Alianza y al día siguiente, el 4 de mayo de 1915, rompería relaciones con Alemania y Austria-Hungría.

#Efemérides, 27 de abril de 1810. Ludwig van Beethoven compone su pieza para piano «Für Elise»

En el mundo, hay quienes tienen un don nato para las artes, los deportes o la literatura, y el día de hoy, recordamos una de las mejores mentes creadoras de música clásica, uno de los genios de la música, don Ludwig van Beethoven.

 

Un día como hoy 27 de Abril, pero de 1810, Ludwig van Beethoven componía una bella composición de nombre Für Elisa.

Esta composición fue encontrada hasta 1860 fue encontrada entre los manuscritos de una ex-alumna y pretendiente.

Como posiblemente sucedió con muchas obras maestras que nunca fueron publicadas, Para Elisa parecía estar destinada a formar parte de este conjunto invisible de piezas que nunca conoceremos. Fue una decisión del propio autor, Ludwig van Beethoven (1770 -1827), el alemán que compuso la bagatela en 1810, y que por alguna razón decidió dejarla inconclusa. «A veces uno tiene en la imaginación que un compositor se sienta, escribe de principio a fin una obra y luego la publica, y no es así. Beethoven probaba mucho, tenía muchos bocetos», eso dice Marcelo Balat, pianista argentino.

La pieza se publicó en 1867, como cuarenta años después de la muerte de Beethoven. Esta bella obra fue dada a conocer a través de un jóven musicólogo, Ludwig Nohl, que encontró esta reliquia en los cuadernos del compositor.

Nohl encontró los manuscritos cuando se estaba publicando la obra integral de Beethoven. Estaban en posesión de Therese Malfatti von Rohrenbach, una alumna y amiga del compositor, con quien aparentemente existió una propuesta de casamiento. Pero no se concretó y ella se terminó casando con otra persona.

Para Elisa es una de las piezas más populares que hay en el mundo de la música clásica, o mejor dicho, en el mundo de la música de las piezas para piano.

 

Tonatiuh León García Cortés.

 

#Efemérides: 25 de abril de 1925: Paúl von Hindenburg es electo Presidente de Alemania.

Paul Ludwig Hans Anton von Beneckendorff und von Hindenburg fue un mariscal de campo del Imperio alemán y segundo presidente de la República de Weimar.

Su padre fue Robert von Beneckendorff von Hindenburg militar desde 1832 y en ese momento teniente del 18º Regimiento de Infantería en Posen.

Procedía de una aristócrata familia de terratenientes establecidos en Prusia durante varias generaciones. Sus abuelos paternos fueron Otto Ludwig von Beneckendorff von Hindenburg y Eleonore von Brederlow, por lo que es descendiente ilegítimo del Conde Enrique VI de Waldeck.

En cuanto a su madre, Luisa Guillermina Schwickart fue una pintora. Karl Ludwig Schwickart, el abuelo materno de Paul von Hindenburg, fue un médico-coronel del ejército prusiano. Hindenburg apenas menciona a su madre en sus memorias, por lo que se cree que se sentía avergonzado de su falta de pasado familiar aristocrático.

Después de un breve paso por un instituto de enseñanza secundaria, Hindenburg estudió de 1859 a 1866 en la Escuela de Cadetes de Wahlstatt, en la comarca de Liegnitz y más tarde en Berlín. En 1866 participó como teniente en la guerra de las siete semanas y en la guerra franco-prusiana de 1870-1871.

Hindenburg fue seleccionado para servicios de cierto prestigio como servir a la viuda del rey Federico Guillermo IV de Prusia, estar presente como uno de los jóvenes oficiales condecorados por su valentía en el campo de batalla en el Palacio de Versalles, cuando fue proclamado el Imperio Alemán el 18 de enero de 1871, y como miembro de la Guardia de Honor durante los funerales militares del Emperador Guillermo I de Alemania en 1888.

Hindenburg fue ascendido a capitán en 1878, mayor en 1881, teniente coronel en 1891, coronel en 1893, alcanzando el generalato en 1897 y llegando finalmente en 1903 a obtener el grado equivalente a capitán general.

Mientras tanto se casó con Gertrud von Sperling, también una aristócrata, con la que tuvo dos hijas Irmengard Pauline y Annemaria y un hijo, Oskar.

Hindenburg se retiró del Ejército en 1911, cuando contaba con 63 años de edad, pero tres años más tarde, al comenzar la Primera Guerra Mundial, se reincorporó como comandante en jefe del VIII Ejército, que operaba en el Frente Oriental.

Al vencer al Ejército ruso en la batalla de Tannenberg, se convirtió en héroe, consiguió fama y honor y fue nombrado mariscal de campo. Desde entonces se le conoció como «El Vencedor de Tannenberg».

En agosto de 1916 entró a formar parte del Estado Mayor junto a Erich Ludendorff. En 1918 intentó salvar la monarquía, aconsejando a Guillermo II que abandonase el país. Procuró sofocar los disturbios entre la población colaborando con el nuevo gobierno. Al firmarse el Tratado de Versalles en julio de 1919, Hindenburg dimitió.

Ante la comisión de investigación de la Asamblea Nacional afirmó que el Ejército alemán había sido invicto en el campo de batalla y que la derrota había sido debida a la Revolución de Noviembre. De esta forma, dio pie a la leyenda de la puñalada por la espalda (Dolchstoßlegende).

Los partidos de derecha presionaron a Hindenburg para que se presentara a la presidencia de la República de Weimar. En abril de 1925, Hindenburg fue elegido segundo presidente de la República tras obtener la autorización informal del destronado Kaiser.

A pesar de su convicción monárquica y de su escepticismo hacia la República, intentó ser fiel a la Constitución. En 1930, Hindenburg nombró canciller a Heinrich Brüning sin consultar al parlamento. Con ello se inició el periodo de gobiernos presidenciales de la República de Weimar.

En abril de 1932, Hindenburg fue reelegido en las elecciones presidenciales, derrotando fácilmente a Adolf Hitler, su principal contendiente. Sin embargo, el partido nazi era el más votado en el Reichstag, ganando un alto porcentaje de los escaños, y su apoyo era indispensable para que el Canciller tuviese un gobierno fuerte. En esta etapa de su vida, Hindenburg era propenso a ser manipulado, y Franz von Papen logró convencerlo en designar canciller a Hitler en enero de 1933. El ascenso de Hitler a la cancillería iniciaría el periodo del nazismo como ente político hegemónico.

Tras el incendio del edificio del Reichstag (parlamento alemán), Hindenburg firmó un decreto en el que se suspendían los derechos fundamentales, dejando vía libre a la actuación arbitraria de los nacionalsocialistas.

Finalmente, el 24 de marzo de 1933 se promulgó una ley que concentró todos los poderes del Estado en el Führer (Ermächtigungsgesetz), liquidando, de facto, si bien no de iure, la República de Weimar y dando paso a la Alemania nazi.

Hindenburg murió el 2 de agosto de 1934 aquejado de demencia senil. Por ejemplo, un día antes de morir confundió a Hitler con el Káiser, dirigiéndose a él con el título de «Majestad».

En vez de ser enterrado en el lugar de su muerte, fue inhumado, a instancias de Hitler, en el monumento a la batalla de Tannenberg. Se violó así su último deseo, ser enterrado con su esposa (más tarde fueron reunidos en el sepulcro). Se recogieron como últimas palabras pronunciadas por el mariscal las más que adecuadas de: «Mein Kaiser. Mein Vaterland.» (Mi Emperador. Mi patria.)

Con la muerte del presidente de la República desapareció el último obstáculo para la posesión total del poder por parte del Führer.

Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, los cadáveres del matrimonio Hindenburg junto con los de Federico II el Grande y Federico Guillermo I fueron encontrados por los estadounidenses en el monumento de la batalla de Tannenberg cuando buscaban reductos con explosivos. Después de muchas reuniones, en las que incluso se pensó en destruir dichos cuerpos para prevenir la reacción de los grupos ultraderechistas, se decidió darles un sepulcro secreto. Su cadáver y el de su mujer fueron trasladados por el ejército norteamericano a Marburgo, siendo enterrados en la Iglesia de Santa Isabel, en la capilla de la torre norte y cubiertos con una gruesa plancha metálica. Aún se encuentran allí, aunque, por decisión del clero, el sepulcro no cuenta con iluminación.

-Edri Alexander Crespo Jama

#Efemérides. 20 de abril de 1918, Últimas victorias del Barón Rojo, antes de su fallecimiento.

En toda guerra hay héroes, aquellos que arriesgan su vida y que dan una motivación, una forma de alentar a las tropas compatriotas haciendo que el valor y la moral aumenten para seguir adelante con la misión encomendada. Sin embargo, hay leyendas, hay héroes que más allá del nombre, llevan a cabo hazañas jamás antes vistas, afrontando riesgos en el frente de batalla y en algunos casos, dando su vida frente a la metralla del enemigo.

Hoy, recordamos a uno de los mejores pilotos, si es que no es el mejor piloto de la Primera Guerra Mundial, el piloto alemán Manfred Albrecht von Richthofen, o mejor conocido como El Barón Rojo, aquel que se le decía el as de ases ante la palanca de mando. El Barón Rojo se ganó este sobrenombre debido a que batió a 80 aeroplanos enemigos desde su Albatros, un avión con el cual ganó muchos de sus duelos aéreos, aunque posteriormente cambio por un Fokker Dr.I, un triplano más veloz.

Fue herido de muerte el 6 de Julio de 1917, en un combate aéreo donde una bala perdida impacto su cerebro, que lo paralizó durante unos segundos, pero recuperó la movilidad y consiguió aterrizar su aeroplano, sin embargo, la herida ya no pudo sanar por completo. Aún sin recuperarse del percance del 6 de julio, el Barón Rojo continuó batallando al ritmo que la guerra seguía, pero la situación era diferente, un panorama en donde su tropa se veía exhausta, con la moral baja debido a las bajas cosechadas en las batallas de Verdum y Somme (Francia). Toda esta situación, añadiendo las secuelas de su lesión, provocaron que el Barón Rojo desarrollará una obsesión por la muerte y su carácter se volvió más lúgubre y depresivo.

El 20 de abril de 1918, el Barón Rojo dejaba un récord casi imposible de alcanzar, había llegado a la cifra de 80 aeroplanos enemigos abatidos, ese día había conseguido sus últimas victorias. Al día siguiente (21 de abril de 1918), subiría a las 10:30 horas a su Fokker Rojo, sin embargo, ya no bajaría de su hermoso corcel, el Barón Rojo sería abatido ese mismo día un par de horas después por un soldado australiano .

 

#Efemerides: 15 de abril de 1865: Fallecimiento tras horas en coma de Abraham Lincoln

15 de abril de 1865

Fallecimiento tras horas en coma de Abraham Lincoln

El 15 de abril de 1865, después de poco más de 9 horas en estado de coma y pese a los esfuerzos de sus médicos por salvarle la vida, falleció Abraham Lincoln, a consecuencia del disparo en la cabeza que sufrió en un atentado el día anterior.

Lincoln era a la razón el decimosexto presidente de los Estados Unidos de América. Ocupaba el cargo desde el 4 de marzo de 1861, cuando ganó las elecciones por el Partido Republicano. De hecho, fue el segundo presidente que sufrió un atentado contra su vida (antes, en 1835, Andrew Jackson había sufrido uno) pero el primero que perdió la vida a raíz del mismo.

Abogado de profesión, Lincoln es quizá uno de los presidentes más famosos de la nación estadounidense, sobre todo por su papel durante el conflicto más delicado de su historia, la guerra civil conocida como Guerra de Secesión. De hecho, fue unas horas antes de su atentado que el ejército Confederado se rindió ante el ejército de la Unión, en lo que se considera la conclusión de la guerra en favor del bando de Lincoln.

Dicha victoria, entre otras cosas, permitió el fortalecimiento de la unión federal y la abolición de la esclavitud. Además, Lincoln es conocido por modernizar el país y fortalecer su economía a través de la expansión de los ferrocarriles y de la industria bancaria. Su gestión había sido exitosa y respaldada, al grado tal que ya había sido reelecto para un segundo periodo, lo que se vio frustrado por su asesinato en 1865.

El atentado fue perpetrado por John Wilkes Booth, miembro de una conspiración que simpatizaba con el ejército Confederado y que también buscaba asesinar al vicepresidente Andrew Johnson y con ello genera un caso político que favoreciera la causa. Sin embargo, el atentado contra Johnson se frustró y la conspiración no tuvo el impacto deseado y todos los partícipes (ocho en total) fueron condenados a la horca.

Booth tuvo éxito en asesinar al presidente Lincoln, al atacarle en el Teatro Ford en Washington, DC, al que el presidente había asistido con su esposa Mary Todd Lincoln, para presenciar la obra Our American Cousin. El conspirador le disparó por la espalda a Lincoln y huyo; el presidente fue asistido y trasladado, entrando en coma durante este proceso para finalmente morir horas después.

Para leer más sobre este hecho, te recomendamos visitar:

#Efemérides. 13 de Abril de 1945, Ocupación soviética de la capital de Austria, Viena.

 

 

 

 

 

 

La Ocupación Aliada a Viena.

Un día como hoy, pero de 1945, Viena sucumbió al asedio del Ejército Rojo y fue capturada por los aliados, a medio día del 13 de abril de 1945, la última resistencia alemana fue batida y el Ejército Ruso entró a la ciudad de Viena, proclamando así una victoria más para la Triple Alianza.

 

Previamente, el Ejército Rojo derrotó a los alemanes en la capital húngara (Budapest) el 29 de marzo de 1945, y avanzó con rumbo fijo a la capital del ejército alemán, pese a ello, se encontrarían con una resistencia alemana en el Lago Balatón (Occidente de Hungría) que finalmente fracasó en su intento de frenar la avanzada rusa. Los rusos encaminaron las tropas con rumbo a Viena, con una estrategia de un cerco a la ciudad defendida por las pocas tropas alemanas, se movilizaron a sur, noreste y oeste de la ciudad.

 

Asalto a Viena.

El panorama para las tropas defensivas era completamente desfavorable, debido a que los rusos tenían una favorable ventaja de 10 a 1 a las tropas alemanas. Aún con la situación de tal magnitud, la batalla inició el 6 de abril en las calles de la ciudad de Viena (actual Austria). Como estrategia para evitar un avance ruso por el Norte y Noreste, los alemanes destruyeron los puentes ferroviarios, este combate duraría hasta el 13 de abril, cuando finalmente los alemanes se rindieron. Una batalla intrépida y veloz (comparada con otras como la de Budapest o Varsovia), cobró la vida de 20,000 soldados de ambos bandos, aunque ciertos registros escalan hasta 37,000, comparado con las batallas previamente mencionadas, fue una batalla con pocas bajas.

 

La Ocupación de Viena.

Finalmente, tras el triunfo contra los alemanes, el Ejército Rojo entró triunfante a la ciudad, este evento histórico sería el precedente de una independencia por parte de Austria, independizandose de Alemania. Después sería dividida en cuatro zonas que se repartieron entre Rusia, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.

 

Tonatiuh León García Cortés.

#Efemérides: 11 de abril de 1848: Firma de la Constitución de Hungría por el Rey Fernando V – I de Austria

La Revolución Húngara de 1848 fue una de las muchas revoluciones de ese año y estrechamente relacionada a las revoluciones en el área de los Habsburgo. La revolución en Hungría llegó hasta una guerra por la independencia de la dominación Habsburga.

Muchos de sus líderes, incluyendo a Lajos Kossuth y Sándor Petőfi son de las mayores figuras nacionales en la Historia húngara, y el aniversario del día en que comenzó la revolución, el 15 de marzo, es uno de los tres días festivos nacionales.

La Revolución comenzó el 15 de marzo de 1848 con eventos poco violentos en Pest y Buda, seguido por insurrecciones a lo largo del reino, que permitió a los reformistas húngaros declarar la autonomía de Hungría dentro del Imperio Habsburgo, bajo el gobierno de Lajos Kossuth y, como Primer Ministro, Lajos Batthyány.

El 15 de marzo un grupo de jóvenes radicales húngaros se reunieron para iniciar dicho movimiento en Budapest. Un joven poeta húngaro, Sándor Petőfi, los convocó y condujo, leyendo versos nacionalistas que pronto motivaron a la ciudad completa a unirse a la rebelión. De esta forma publicaron los 12 puntos, que contenían peticiones de libertad de expresión, una guardia nacional, cierta independencia de los Habsburgo, la creación de un banco nacional, la reunión de una asamblea nacional anual en la ciudad de Pest, entre otros.

Junto con la petición formulada, el verso de la Tonada Nacional (Nemzeti dal) de Petőfi y el llamamiento de Mihály Vörösmarty se continuaba dando coraje a los húngaros para enfrentar a los austríacos. Mientras tanto, Lajos Kossuth discutía en Viena con varios líderes de los movimientos rebeldes locales para asegurar un movimiento consolidado en territorio húngaro.

Fernando V, rey húngaro y emperador austríaco, no quería dar su aprobación a la asamblea húngara que se reunía en Bratislava, pero el 16 de marzo se vio forzado a aceptarla ante la revolución.

El monarca decide favorecer dicho movimiento y pronto el Nádor de Hungría, el archiduque Esteban de Habsburgo, nombró primer ministro húngaro al conde Lajos Batthyány. Para el 7 de abril, el rey firmó la liberación de los siervos y el reconocimiento del cargo de primer ministro.

El gobierno de Batthyány entra en funciones el 10 de abril, mientras la revolución continuaba a nivel nacional e internacional. Su gobierno contaba con personajes como Bertalan Szemere, ministro de asuntos Interiores; Lázár Mészáros, ministro de Defensa; Lajos Kossuth, ministro de Finanzas; Francisco Deák, ministro de Justicia; Esteban Széchenyi, ministro de Trabajo y transporte; Gábor Klauzál, ministro de Agricultura e industrias; József Eötvös, ministro de Educación; Pál Eszterházy, ministro ante la persona de Su majestad.

El nuevo gobierno aprobó una serie de leyes reformistas denominadas las Leyes de Abril que eran un conjunto de 31 leyes que habían sido aprobadas ese 15 de marzo por el Parlamento húngaro en Presburgo (Bratislava) al comienzo de la Revolución y el 11 de abril el rey Fernando las firmó en el Palacio Primacial en Presburgo.

Así mismo en el nuevo gobierno se creaba un Reino Nacional Autónomo de Hungría con el Emperador Habsburgo como su rey, y también se demandó que el gobierno húngaro tuviera el poder de recibir y gastar todas los impuestos que aumentaran en Hungría y que tuviera autoridad sobre los regimientos húngaros en el ejército Habsburgo.

 

-Edri Alexander Crespo Jama