#Efemerides: 15 de abril de 1865: Fallecimiento tras horas en coma de Abraham Lincoln

15 de abril de 1865

Fallecimiento tras horas en coma de Abraham Lincoln

El 15 de abril de 1865, después de poco más de 9 horas en estado de coma y pese a los esfuerzos de sus médicos por salvarle la vida, falleció Abraham Lincoln, a consecuencia del disparo en la cabeza que sufrió en un atentado el día anterior.

Lincoln era a la razón el decimosexto presidente de los Estados Unidos de América. Ocupaba el cargo desde el 4 de marzo de 1861, cuando ganó las elecciones por el Partido Republicano. De hecho, fue el segundo presidente que sufrió un atentado contra su vida (antes, en 1835, Andrew Jackson había sufrido uno) pero el primero que perdió la vida a raíz del mismo.

Abogado de profesión, Lincoln es quizá uno de los presidentes más famosos de la nación estadounidense, sobre todo por su papel durante el conflicto más delicado de su historia, la guerra civil conocida como Guerra de Secesión. De hecho, fue unas horas antes de su atentado que el ejército Confederado se rindió ante el ejército de la Unión, en lo que se considera la conclusión de la guerra en favor del bando de Lincoln.

Dicha victoria, entre otras cosas, permitió el fortalecimiento de la unión federal y la abolición de la esclavitud. Además, Lincoln es conocido por modernizar el país y fortalecer su economía a través de la expansión de los ferrocarriles y de la industria bancaria. Su gestión había sido exitosa y respaldada, al grado tal que ya había sido reelecto para un segundo periodo, lo que se vio frustrado por su asesinato en 1865.

El atentado fue perpetrado por John Wilkes Booth, miembro de una conspiración que simpatizaba con el ejército Confederado y que también buscaba asesinar al vicepresidente Andrew Johnson y con ello genera un caso político que favoreciera la causa. Sin embargo, el atentado contra Johnson se frustró y la conspiración no tuvo el impacto deseado y todos los partícipes (ocho en total) fueron condenados a la horca.

Booth tuvo éxito en asesinar al presidente Lincoln, al atacarle en el Teatro Ford en Washington, DC, al que el presidente había asistido con su esposa Mary Todd Lincoln, para presenciar la obra Our American Cousin. El conspirador le disparó por la espalda a Lincoln y huyo; el presidente fue asistido y trasladado, entrando en coma durante este proceso para finalmente morir horas después.

Para leer más sobre este hecho, te recomendamos visitar:

#Efemérides: 25 de marzo de 1807: El Parlamento Británico abole el tráfico de esclavos en su Imperio

25 de marzo de 1807

El Parlamento Británico abole el tráfico de esclavos en su Imperio

El día de hoy conmemoramos la abolición en el Reino Unido del tráfico de esclavos en los confines de su Imperio, un primer paso importante en la plena abolición de la esclavitud, que se dio tiempo después. Este primer avance en ese sentido se dio el 25 de marzo de 1807 cuando se promulgo el Acta del Comercio de Esclavos por parte del Parlamento del Reino Unido y que fue resultado de los trabajos del Comité para la Abolición del Comercio de Esclavos creado algunos años antes, concretamente en 1787.

Este comité, conformado mayormente por protestantes evangélicos que, influidos por las ideas de la ilustración y convencidos de que las leyes que permitían o protegían la esclavitud eran inmorales, encontró en William Wilberforce su principal promotor y quien se encargó de plantear ante el parlamento el proyecto abolicionista del comercio de esclavos en 1791 e insitió en él hasta que fue promulgado en 1807.

El Acta prohibia completamente el comercio de esclavos en los territorios posesión del Reino Unido, e imponía severas multas a los buques que empezaron con sanciones económicas hasta suspensiones y arrestos en virtud de que muchos de estos se negaban a acatar las nuevas disposiciones. Sin embargo, el gobierno británico fue sever en su imposición e incluso fue decisivo para influir en otras naciones europeas  y en Estados Unidos, para iniciar sus propias esfuerzos por regular o prohibir el esclavismo.

Si bien hay que decir que este primer hecho sólo abolía el comercio de esclavos y la esclavitud como tal seguía siendo legal, fue sólo una cuestion de tiempo para que ésta fuera tambien abolida, mediante el Acta de abolición de la esclavitud, promulgada en 1833.

Para leer más sobre este hecho y sor su principal promotor, William Wilberforce, puedes visitar:

#Efemérides: 13 de marzo de 1881: Asesinato del Zar Alejandro II en San Petersburgo

20

En 1866 hubo un atentado contra la vida del zar en San Petersburgo, perpetrado por Dmitri Karakózov. El atentado se produjo en el Jardín de Verano, siendo salvado el zar por un hombre que apartó a tiempo el arma del terrorista, impidiendo así que el monarca recibiera herida alguna. Para conmemorar el haber salvado la vida, se construyeron un gran número de iglesias y capillas en muchas ciudades de Rusia.

En junio de 1867, durante la visita del Zar a Napoleón III en París, en el Bosque de Boulogne fue atacado con dos disparos fallidos por el obrero polaco Bergowski, nativo de Volhynia y refugiado en París debido al control del Zar en diversas regiones de Polonia.

En la mañana del 20 de abril de 1879, Alejandro II iba caminando hacia la Plaza de la Guardia Personal, cuando fue atacado por un estudiante llamado Aleksandr Soloviov. Tras ver un revólver en sus manos, el zar huyó. Soloviov disparó cinco veces, pero falló y fue condenado a muerte y ahorcado el 28 de mayo.

El estudiante actuó por su cuenta, pero otros revolucionarios estaban deseosos de asesinar a Alejandro. En diciembre de 1879, la Naródnaya Volia (en ruso Voluntad del pueblo), un grupo revolucionario radical que planeaba una revolución social, organizó una explosión en el ferrocarril de Livadia a Moscú, pero no alcanzaron al vagón del Zar. En la noche del 5 de febrero de 1880, el mismo conjunto revolucionario llevó a cabo un atentado en un salón del Palacio de Invierno, pero el zar volvió a salir ileso, aunque otras 67 personas resultaron muertas o heridas. El comedor también fue muy dañado.

Después del último intento de asesinato, Mijaíl Lorís-Mélikov fue nombrado jefe de la Suprema Comisión Ejecutiva y se le dieron poderes extraordinarios para luchar contra los revolucionarios. Las propuestas de Lorís-Mélikov reclamaban algún tipo de órgano parlamentario, y el emperador parecía estar de acuerdo, pero estos planes nunca fueron realizados, pues el 13 de marzo (1 de marzo según el antiguo calendario ruso) de 1881, Alejandro II fue víctima de un atentado.

Como había hecho cada domingo durante una veintena de años, el zar se dirigió al Cuartel de la Manege en San Petersburgo para revisar los regimientos de la Guardia de Infantería de Reserva y la Guardia Cazaminas. Viajaba en un carruaje cerrado acompañado de seis cosacos y con un séptimo a la izquierda del cochero. El transporte del zar era seguido por dos trineos que llevaban, entre otros, al jefe de la policía y al jefe de la guardia del zar. La ruta, como siempre, fue a través del Canal de Catalina y por el Puente Pévchesky, hacia la Catedral de San Isaac.

La calle estaba flanqueada por estrechas aceras a ambos lados. Un hombre joven de pequeña estatura, que llevaba un pesado abrigo negro, iba por la calle en dirección del transporte imperial. Llevaba un pequeño paquete blanco envuelto en un pañuelo. El joven era el revolucionario Nikolái Rysakov, quien arrojó una bomba al paso del carruaje.

La explosión mató a uno de los cosacos e hirió gravemente al conductor y a la gente que estaba en la acera, varios de gravedad, mientras que el carruaje sólo resultó dañado. El zar fue sacudido, pero resultó ileso. Rysakov fue capturado casi de inmediato. Dvorzhitsky, Jefe de la Policía, escuchó gritar a Rysakov a alguien de entre la multitud. Consciente de que había otro asesino cerca (incluso más de uno), instó al zar para que saliera de la zona. El zar Alejandro aceptó de inmediato, pero antes quería ver el lugar de la explosión. Completamente rodeado por los guardias y los cosacos, se acercó al agujero que había en la calle. Fue entonces cuando un hombre joven, Ignati Grinevitski, que estaba cerca del canal, levantó ambos brazos y tiró algo a los pies del zar. El jefe de policía Dvorzhitsky más tarde escribió:

Yo estaba ensordecido por la nueva explosión, quemado, herido y tirado al suelo. De repente, en medio del humo y la niebla, y cubierto de nieve, escuchaba la voz débil de Su Majestad que gritaba, «¡Ayuda!». Recopilé toda la fuerza que pude, me puse en pie y corrí hacia el zar. Su Majestad estaba medio de pie, medio sentado, apoyándose en su brazo derecho. Creyendo que estaba herido levemente, traté de levantarlo, pero sus piernas estaban destrozadas, y la sangre manaba de ellas. Veinte personas, con heridas de diverso grado, estaban sobre la acera y en la calle. Algunos estaban bien, otros se arrastraban, otros trataban de salir de debajo de cuerpos que habían caído sobre ellos. A través de la nieve, los cadáveres y la sangre se podían ver mezclados con las prendas de vestir, sables y sangrientos trozos de carne humana.

Más tarde se supo que había una tercera bomba entre la multitud. Un hombre llamado Iván Emelyánov estaba dispuesto a lanzar dicho explosivo, portando un maletín que contenía una bomba que sería utilizada en caso de que las otras dos bombas no lograsen el resultado esperado.

Alejandro fue llevado en trineo hasta el Palacio de Invierno, quedando un rastro de sangre entre el trayecto que va desde la escalera de mármol hasta su estudio, donde veinte años antes había firmado el Edicto de Emancipación de los siervos. El zar, con ambas piernas destrozadas, se estaba desangrando. Los miembros de la familia Románov se apresuraron a ir hasta la cama del moribundo. Uno de ellos fue el silencioso y sensible niño de trece años de edad, llamado Nicky, hijo mayor del zarévich Alejandro, quien sería Nicolás II de Rusia.

Antes de morir, el zar recibió la Comunión y la Extremaunción, pues ya estaba demasiado débil y entonces no era posible todavía realizar una transfusión de sangre. No había nada que se pudiera hacer, salvo esperar. Cuando se le preguntó cuánto tiempo se prolongaría la agonía del zar, el médico, Dr. S.P. Borkin, respondió, «unos quince minutos». A las 3:30 de ese día el zar Alejandro II dejó de respirar.

-Edri Alexander Crespo Jama

#Efemérides: 28 de enero de 1813: Publicación de Pride and Prejudice de Jane Austen, por T. Egerton en el Reino Unido

28 de enero de 1913

Publicación de Pride and Prejudice de Jane Austen, por T. Egerton en el Reino Unido

Este viernes conmemoramos una fecha hito en la literatura, cuyos impactos ciertamente llegan hasta nuestra época en más de un sentido: la publicación en el Reino Unido de la novela Pride and Prejudice (Orgullo y Prejuicio), la ópera prima de Jane Austen, una de las escrituras más destacadas de la literatura inglesa. Fue publicada en tres volúmenes por el editor Thomas Egerton, y fue escrita entre 1796 y 1797, y revisada por la autora entre 1810-1811 tras haber sido rechazada por un par de editores antes de Egerton.

Para sorpresa del padre de Jane, George Austen, quien vendió la novela incluso abaratándola tras su rechazo inicial, Orgullo y Prejuicio tuvo un impacto inmediato y en el mismo año en que se publicó tuvo dos ediciones más y su trascendencia no hizo más que aumentar con el paso de los años.

Dicen los que de literatura saben que en todo texto literario e imperativamente en el cuento y la novela, el primer capítulo y la primera frase deben ser contundentes. Pocas novelas cumplen esta condición tan bien como lo hace Orgullo y Prejuicio:

«Is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune must be in want of a wife»
(«Es una verdad universalmente reconocida que un hombre soltero en posesión de una buena fortuna debe buscar esposa», en la traducción de Sergio Pitol)

Desde allí se resume el contexto y el argumento de la novela, y se asegura de atrapar al lector en como ha de resolverse. En efecto, Orgullo y Prejuicio es la historia de las Bennet, una familia rural de las afueras de Londres, integrada por 5 hijas «casaderas», es decir, en edad de desposarse y, por tanto, conforme a las costumbres de la época, de conseguir una posición social y económica a través del matrimonio. Más aún, porque sin herederos varones, sus propiedades se perderían por completo si ninguna de ellas se casaba con un hombre de buena posición.

La segunda hija de la familia Bennet, Elizabeth, es la protagonista, a través de una relación amorosa con Fitzwilliam Darcy, un hombre adinerado y de buena posición que se establece en el vecindario de la familia. Sin embargo, desde su primer encuentro ambos personajes se distancian, casi se aborrecen y la novela es la narración de como ese inicio amargo se transforma en lo que la primera línea anunciaba.

De hecho, la novela originalmente se llamaba First Impressions (Primeras Impresiones), sin embargo, Austen atinadamente cambió el nombre a Orgullo y Prejuicio, pues la novela resume como Darcy venció su orgullo inicial de no considerar a ninguna de las Bennet dignas de su posición hasta enamorarse perdidamente de una de ellas; y como Elizabeth venció su prejuicio hacía Darcy y los de su posición, tras una muy mala primera impresión que le dio Darcy al conocerse en un baile.

Con el paso de los años, la lectura ha dejado paso al análisis y nos ha permitido ver en Orgullo y Prejuicio, además de una prosa bien lograda que ha sumado lectores en todas las épocas y lugares, un retrato de la sociedad rural inglesa de entonces, una crítica a la ambición económica, los matrimonios arreglados y las clases sociales que prevalecían, y la creación de un personaje (Elizabeth Bennet) que ha cautivado a los lectores y ha sido un estandarte del feminismo hasta la fecha, tanto o incluso más que la autora, Jane Austen.

Si aún no lo has hecho, puedes leer Orgullo y Prejuicio, en línea, aquí:

Para saber más sobre la novela y su impacto desde su publicación, consulta:

#Efemérides: 21 de enero de 1869: Natalicio del monje Grigori Rasputin en Pokrovskoye, Imperio Ruso

21 de enero de 1869

Natalicio del monje Grigori Rasputin en Pokrovskoye, Imperio Ruso

Hoy recordamos el nacimiento de Grigori Rasputin en 1869 en SIberia, una región ubicada al norte de Rusia y que entonces era gobernada por el Imperio Ruso bajo las órdenes de los zares la Dinastía Romanov.  Un personaje controvertido, rodeado de rumores e historias extraordinarias y fantásticas, objeto de referencias literarias y cinematográficas (es, por ejemplo, el villano de Hellboy), y al que incluso se le considera de alguna manera responsable de la caída del imperio ruso.

Rasputin, pues, nació en la pequeña villa de Pokrovskoye y tuvo una infancia y juventud que podríamos considerar cotidiana  (aunque muchos de sus biógrafos indican que desde temprana edad destacaba por comportamientos extraños que lo aislaron de la sociedad en la que convivía). En 1887 se casó con Praskovya Dubrovina y tuvo tres hijos (Dmitry, Maria y Varvara), sin embargo, 5 años después abandonó su familia para recluirse en un monasterio de la Iglesia Católica Ortodoxa en Verjoturie (al sur de SIberia)

Su acercamiento a la religión se intensificó y en 1897, como parte de un peregrinar, manifestó tener una revelación de la Virgen María y se convirtió en un predicador que visitaba las sedes o templos ortodoxos para llevar su mensaje de vida vegetariana y excesivamente devota, además de servir como curandero. Indudablemente, se hizo de una fama en toda Rusia, sin embargo, su peregrinar habría resultado intrascendente de no ser porque en 1905 fue requerido por Alejandra Fiódorovna Románova, la esposa del zar NIcolas II.

La zarina, preocupada por los constantes malestares que la hemofilia le causaba a su hijo Alexei Nikolaevich, escuchó la recomendación de su amiga Anna Výrubova -amiga y seguidora de Rasputín- y buscó al monje, que entonces predicaba en San Petersburgo. En primera instancia, Rasputin respondió a un telegrama de la zarina solo diciendo que Alexei se recuperaría y que para ello solo necesitaba tener fe. Cuando el heredero efectivamente se recuperó, la zarina demandó la presencia de Rasputin en el palacio para atender la salud de su hijo permanentemente.

A partir de ahí, la excéntrica figura de Rasputin tomó cada vez mayor relevancia e influencia, e incluso se ha llegado a afirmar que llegó a ser tal que ninguna decisión del zar se ejecutaba sin ser aprobada por el monje siberiano. Esto se hizo más evidente al estallar la I Guerra Mundial, cuando el zar Nicolás II  se trasladó al frente y dejó el imperio en manos de la zarina y a merced de la influencia de Rasputin. Por supuesto, su influencia venía acompañada de fuertes críticas a la nobleza rusa que muy pronto conspiró en su contra.Tras un intento fallido de asesinato, el 17 de diciembre de 1917, Rasputin fue asesinado por un plan obra de varios nobles rusos dirigidos por Félix Yúsupov. No obstante, la manera en que esta ocurrió no hizo más que aumentar la leyenda del personaje.

Los nobles invitaron a Rasputin a una velada en el palació de Yusupov. Al llegar, lo recibieron con comida y bebida envenenadas con cianuro, sin embargo, más allá de una leve reacción, el monje continuó como sin nada. Frustrados, los nobles empezaron a sospechar que los rumores de la inmortalidad de Rasputín eran ciertos y decidieron cambiar el plan y usar una pistola. Yúsupov le sorprendió por la espalda y le disparó en varias ocasiones, sin embargo, mientras trasladaban el cuerpo a la casa del monje para evitar sospechas, Rasputin se levantó, tomó a uno de los nobles por el brazo y lo maldijo, para después salir corriendo. Yusupov lo abatió a tiros nuevamente y lo remató con un tiro en la cabeza. Finalmente, aventaron su cuerpo al congelado Río Neva.

Dos curiosidades tras su muerte aumentaron los ecos de su historia: primero, cuando se encontró el cadáver días después y se efectuó la autopsia, la causa de muerte fue ahogamiento. Es decir, que ni el veneno ni los disparos (incluido uno en la cabeza) lo habían matado, sino el frío Río Neva. Segundo, su cadáver fue exhumado en marzo de 1917 por soldados del ejército rojo, quienes lo cremaron y dispersaron sus cenizas para evitar que su tumba fuera motivo de culto o peregrinaje por fanáticos religiosos o defensores del antiguo régimen.

Para saber más sobre este personaje, puedes visitar:

Efemérides: 29 de enero de 1845. Debut de el Poema El Cuervo, de Edgar Allan Poe, en el New York Evening Mirror

¿Qué es El Cuervo?

El Poema de El Cuervo, del escritor norteamericano Edgar Allan Poe, es el más famoso de su producción literaria. Se le ha reconocido internacionalmente por su estructura, su tono sobrenatural, su musicalidad y su elegancia. Su impacto en la cultura de masas y general es innegable, llegando a ser interpretado en un Capítulo de Los Simpson.

Edgar Allan Poe

Sin duda es uno de los poemas más famosos de la historia, siendo analizado por diferentes críticos literarios. Les compartimos el texto  entero para su lectura

El cuervo

Una vez, al filo de una lúgubre media noche,
mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido,
inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia,
cabeceando, casi dormido,
oyóse de súbito un leve golpe,
como si suavemente tocaran,
tocaran a la puerta de mi cuarto.
“Es —dije musitando— un visitante
tocando quedo a la puerta de mi cuarto.
Eso es todo, y nada más.”

¡Ah! aquel lúcido recuerdo
de un gélido diciembre;
espectros de brasas moribundas
reflejadas en el suelo;
angustia del deseo del nuevo día;
en vano encareciendo a mis libros
dieran tregua a mi dolor.
Dolor por la pérdida de Leonora, la única,
virgen radiante, Leonora por los ángeles llamada.
Aquí ya sin nombre, para siempre.

Y el crujir triste, vago, escalofriante
de la seda de las cortinas rojas
llenábame de fantásticos terrores
jamás antes sentidos.  Y ahora aquí, en pie,
acallando el latido de mi corazón,
vuelvo a repetir:
“Es un visitante a la puerta de mi cuarto
queriendo entrar. Algún visitante
que a deshora a mi cuarto quiere entrar.
Eso es todo, y nada más.”

Ahora, mi ánimo cobraba bríos,
y ya sin titubeos:
“Señor —dije— o señora, en verdad vuestro perdón
imploro,
mas el caso es que, adormilado
cuando vinisteis a tocar quedamente,
tan quedo vinisteis a llamar,
a llamar a la puerta de mi cuarto,
que apenas pude creer que os oía.”
Y entonces abrí de par en par la puerta:
Oscuridad, y nada más.

Escrutando hondo en aquella negrura
permanecí largo rato, atónito, temeroso,
dudando, soñando sueños que ningún mortal
se haya atrevido jamás a soñar.
Mas en el silencio insondable la quietud callaba,
y la única palabra ahí proferida
era el balbuceo de un nombre: “¿Leonora?”
Lo pronuncié en un susurro, y el eco
lo devolvió en un murmullo: “¡Leonora!”
Apenas esto fue, y nada más.

Vuelto a mi cuarto, mi alma toda,
toda mi alma abrasándose dentro de mí,
no tardé en oír de nuevo tocar con mayor fuerza.
“Ciertamente —me dije—, ciertamente
algo sucede en la reja de mi ventana.
Dejad, pues, que vea lo que sucede allí,
y así penetrar pueda en el misterio.
Dejad que a mi corazón llegue un momento el silencio,
y así penetrar pueda en el misterio.”
¡Es el viento, y nada más!

De un golpe abrí la puerta,
y con suave batir de alas, entró
un majestuoso cuervo
de los santos días idos.
Sin asomos de reverencia,
ni un instante quedo;
y con aires de gran señor o de gran dama
fue a posarse en el busto de Palas,
sobre el dintel de mi puerta.
Posado, inmóvil, y nada más.

Entonces, este pájaro de ébano
cambió mis tristes fantasías en una sonrisa
con el grave y severo decoro
del aspecto de que se revestía.
“Aun con tu cresta cercenada y mocha —le dije—,
no serás un cobarde,
hórrido cuervo vetusto y amenazador.
Evadido de la ribera nocturna.
¡Dime cuál es tu nombre en la ribera de la Noche Plutónica!”
Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

Cuánto me asombró que pájaro tan desgarbado
pudiera hablar tan claramente;
aunque poco significaba su respuesta.
Poco pertinente era. Pues no podemos
sino concordar en que ningún ser humano
ha sido antes bendecido con la visión de un pájaro
posado sobre el dintel de su puerta,
pájaro o bestia, posado en el busto esculpido
de Palas en el dintel de su puerta
con semejante nombre: “Nunca más.”

Mas el Cuervo, posado solitario en el sereno busto.
las palabras pronunció, como virtiendo
su alma sólo en esas palabras.
Nada más dijo entonces;
no movió ni una pluma.
Y entonces yo me dije, apenas murmurando:
“Otros amigos se han ido antes;
mañana él también me dejará,
como me abandonaron mis esperanzas.”
Y entonces dijo el pájaro: “Nunca más.”

Sobrecogido al romper el silencio
tan idóneas palabras,
“sin duda —pensé—, sin duda lo que dice
es todo lo que sabe, su solo repertorio, aprendido
de un amo infortunado a quien desastre impío
persiguió, acosó sin dar tregua
hasta que su cantinela sólo tuvo un sentido,
hasta que las endechas de su esperanza
llevaron sólo esa carga melancólica
de ‘Nunca, nunca más’.”

Mas el Cuervo arrancó todavía
de mis tristes fantasías una sonrisa;
acerqué un mullido asiento
frente al pájaro, el busto y la puerta;
y entonces, hundiéndome en el terciopelo,
empecé a enlazar una fantasía con otra,
pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño,
lo que este torvo, desgarbado, hórrido,
flaco y ominoso pájaro de antaño
quería decir granzando: “Nunca más.”

En esto cavilaba, sentado, sin pronunciar palabra,
frente al ave cuyos ojos, como-tizones encendidos,
quemaban hasta el fondo de mi pecho.
Esto y más, sentado, adivinaba,
con la cabeza reclinada
en el aterciopelado forro del cojín
acariciado por la luz de la lámpara;
en el forro de terciopelo violeta
acariciado por la luz de la lámpara
¡que ella no oprimiría, ¡ay!, nunca más!

Entonces me pareció que el aire
se tornaba más denso, perfumado
por invisible incensario mecido por serafines
cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado.
“¡Miserable —dije—, tu Dios te ha concedido,
por estos ángeles te ha otorgado una tregua,
tregua de nepente de tus recuerdos de Leonora!
¡Apura, oh, apura este dulce nepente
y olvida a tu ausente Leonora!”
Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

“¡Profeta!” —exclamé—, ¡cosa diabolica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio
enviado por el Tentador, o arrojado
por la tempestad a este refugio desolado e impávido,
a esta desértica tierra encantada,
a este hogar hechizado por el horror!
Profeta, dime, en verdad te lo imploro,
¿hay, dime, hay bálsamo en Galaad?
¡Dime, dime, te imploro!”
Y el cuervo dijo: “Nunca más.”

“¡Profeta! —exclamé—, ¡cosa diabólica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio!
¡Por ese cielo que se curva sobre nuestras cabezas,
ese Dios que adoramos tú y yo,
dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén
tendrá en sus brazos a una santa doncella
llamada por los ángeles Leonora,
tendrá en sus brazos a una rara y radiante virgen
llamada por los ángeles Leonora!”
Y el cuervo dijo: “Nunca más.”

“¡Sea esa palabra nuestra señal de partida
pájaro o espíritu maligno! —le grité presuntuoso.
¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica.
No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira
que profirió tu espíritu!
Deja mi soledad intacta.
Abandona el busto del dintel de mi puerta.
Aparta tu pico de mi corazón
y tu figura del dintel de mi puerta.
Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.
Aún sigue posado, aún sigue posado
en el pálido busto de Palas.
en el dintel de la puerta de mi cuarto.
Y sus ojos tienen la apariencia
de los de un demonio que está soñando.
Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama
tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,
del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,
no podrá liberarse. ¡Nunca más!

-Hal Jordan.

Fuentes:

 

 

Efemérides: 22 de enero de 1901. Fallecimiento de la Reina Victoria del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, a los 81 años

Efeméride

Alexandrina Victoria resultó en la heredera al trono del Reino Unido debido a una serie de complicaciones familiares, entre las que se encontraron que sus tíos no pudieron concebir hijos dentro  de sus matrimonios.

Abuela de Europa

Es por esta razón que al nacer, fue sobreprotegida en demasía, ya que fue la única que estaba legalmente habilitada para ser la futura monarca del Reino. Empezó su mandato a sus 18 años en 1837, contrayendo nupcias con su primo hermano Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha en 1840, procreando 9 hijos y esparciendo la hemofilia en las casas reales europeas de paso; por haber esparcido a sus hijos por las monarquías del continente, se le conoció como la abuela de Europa.

Durante su mandato el imperio británico se expandió en gran medida, se volvió la primera potencia económica e industrial y un símbolo de poder global. Ella misma se volvió un faro de moral y conducta intachables, siendo de notoriedad a partir de su viudez en 1861, cuando se sumió en  un profundo luto y vistió de negro el resto de su vida.

Fallecimiento

Al momento de su fallecimiento en 1901, había reinado 63 años y 7 meses, siendo en ese entonces la monarca de mayor duración en el trono.  En su lecho de muerte la acompañaron su hijo Alberto Eduardo -futuro Eduardo VII- y su nieto Guillermo II de Alemania. Ya se mostraba confundida a sus 81 años de edad, tenía reumas y cataratas en los ojos. Le era difícil seguir caminando y se había desmejorado mucho a lo largo del año.

Su funeral fue de gran envergadura y con su muerte se cerró la época victoriana y la era de mayor auge del Imperio Británico.

 

-Hal Jordan.

Fuentes:

Encyclopaedia Britannica

Página Royal de la Familia Real Británica

 

Efemérides: 1 de enero de 1801. Conformación Oficial del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda

La creación de un reino

¿Te has preguntado por  qué existe la Union Jack? Bueno, es la combinación de los símbolos de los reinos de Inglaterra -la cruz de San Jorge-, de Escocia -la cruz de San Andrés- y de Irlanda -con la cruz de San Patricio.

hi

Esta  bandera entró en funciones con esta descripción a partir de la Act of Union , donde se oficializó la conformación del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. A raíz de la rebelión irlandesa de 1798, el gobierno inglés decidió terminar con la «independencia» de Irlanda, pues tenia un Parlamento aparte del Británico y tomaba sus decisiones ajenas a las del Imperio.

Cabe señalar que los irlandeses ya tenían como monarca al soberano británico, pero solo en unión personal, no administrativa. Empero, para efectos prácticos, los católicos eran ampliamente discriminados en Irlanda, pues se favorecía a los protestantes y/o anglicanos del reino que habían llegado al norte de la isla, por eso los constantes problemas en la región.

Jorge III

Debido a esto, así como al peligro que representaba la Revolución Francesa, en los Parlamentos Irlandés y Británico se aprobó la unión de ambos reinos bajo uno solo, con el monarca Jorge III como el primero de esta nueva nación.

 

Se le garantizaron 100 lugares en la Cámara de los Comunes a los irlandeses, así como otras concesiones religiosas para tratar de nivelar un poco la desventaja que tenían respecto a la isla británica. Pero, lamentablemente, esto no pasó y los habitantes de Irlanda siempre se encontraron en constante desventaja

La unión duró en efecto oficial hasta el 15 de  enero de 1922, cuando se estableció el Estado Libre de Irlanda, separándose del Reino Unido y quedando solo los seis condados de Ulster como parte de la Unión. Isabel II es la primer monarca que lleva el título de Reina del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Fuentes:

Encyclopaedia Britannica.

The Royal Family

-Hal Jordan

 

El problema no resuelto de los dos Estados Unidos de América

Contexto Histórico.

Cuando las trece colonias inglesas de América del Norte se independizaron, conformando lo que hoy son los Estados Unidos de América, existían, como es obvio, posturas disímiles en cultura, economía y religión entre ellos; sin embargo una profunda diferencia marcó desde su inicio dos grupos perfectamente identificados: el norte (Massachussets, Pennsylvania, New York, Rhode Island, Delaware, Maryland, Connecticut, New Jersey, New Hampshire)  y el sur (Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia)

La diferencia que afloró desde un principio fue la referente al mantenimiento de las independencias estatales contra el poder federal. Al crearse el nuevo país aparecía la figura de un gobierno integrador. El Norte propugnaba por un gobierno federal fuerte, lo que implicaba, necesariamente, cesión de cierto grado de independencia de los estados; el Sur propugnaba por un gobierno federal muy pequeño, de ser preferible, inexistente, que sirviera de representante, pero que permitiera la independencia total de los estados. Ambas zonas se sabían diferentes y los estados sureños se daban cuenta que eran más débiles que los norteños, así que pensaban que, tarde o temprano, se meterían con sus particulares formas de vida.

La base económica de los estados del sur era la esclavitud africana que representaba la mano de obra de una sociedad mayoritariamente agrícola y, hay que decir, muy eficiente, de tal manera que eran importantes proveedores del mundo en algodón y tabaco. Los estados norteños, no obstante que en ciertas zonas existía esclavitud, la fueron repudiando de manera total, tanto por principios éticos como religiosos.

Al momento de la revolución de independencia la zona sureña era dominada por la rama bautista del protestantismo. La zona norteña era fundamentalmente calvinista. Estas dos versiones religiosas influyeron en la aceptación de la esclavitud en unos estados y el rechazo en otros. Los bautistas son más conservadores que los calvinistas y justifican la supremacía racial blanca, los calvinistas no.

No obstante las diferencias mencionadas, se lograron acuerdos políticos que aseguraron la gobernabilidad de los Estados Unidos, a través de un equilibrio de fuerzas esclavistas-sureñas y abolicionistas-norteñas en el Congreso, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. Sin embargo, este delicado balance nunca estuvo asegurado, conforme el país iba creciendo, se sumaban nuevos estados y mantener las cuotas de equilibrio se hizo muy difícil. Se tuvieron que encontrar “parches”, cada vez más endebles, que aseguraran la gobernabilidad, como “el Compromiso de Missouri” también conocido como el “Compromiso  de 1820” o “La ley Kansas Nebraska”

Compromiso de Missouri

El Compromiso Missouri fue un acuerdo en el congreso entre representantes esclavistas y abolicionistas que acordó, el 2 de marzo de 1820, que la línea marcada por el paralelo 36*30´ delimitaría a los futuros estado esclavistas, al sur de ella y abolicionistas al norte de la misma. Se acordó también que se crearía el estado de Maine, que era parte de Massachussets y que engrosaría a los abolicionistas, así como que se aceptaría que el estado de Missouri sería admitido en la Unión como esclavista

Compromiso de Missouri

 

La ley Kansas Nebraska, en realidad, anuló el compromiso de Missouri, cuando en 1854 se negociaba la admisión de dos nuevos estados: Kansas y Nebraska, ambos al norte de la línea de Missouri. Debido a la cercanía de Kansas con Missouri se buscó que fuera aceptado como estado esclavista -lo que al final no se logró- realizándose el 29 de enero de 1861, dejando la aceptación de Nebraska para después, lo que se realizó después de la guerra civil en 1867. La discusión de esta ley generó muchísimos pleitos entre las dos facciones y fue un antecedente de la secesión sureña.

Para 1852 se publicó la novela “La Cabaña del Tio Tom” de Harriet Beecher Stowe, que fue muy popular y que marcaba la grave situación de la esclavitud, así como las diferencias culturales entre el norte y el sur.

La Guerra de Secesión

A fin de cuentas, cuando el 9 de noviembre de 1860 Lincoln ganó la presidencia de los Estados Unidos, los sureños identificaron esto como un rompimiento del equilibrio político norte sur, y Carolina del Sur se separó de la unión el 20 de diciembre de ese año, seguida por Misisipi, (9 de enero de 1861) Florida, (10 de enero) Alabama, (11 de enero) Georgia, (19 de enero) Luisiana (26 de enero) y Texas (1 de febrero). El 4 de febrero se unieron en un nuevo país; los Estados Confederados de América. El rompimiento total se daría a partir del 4 de marzo de 1861,  cuando tomó posesión como 16º presidente de los Estados Unidos. El 12 de abril de 1861 fuerzas confederadas atacaron el fuerte Sumter en Carolina del Sur que estaba en poder de la unión.

ESTADOS CONFEDERADOS DE AMÉRICA

 

El escrito siguiente muestra la ideología del nuevo país con respecto a la esclavitud

“La nueva Constitución ha calmado para siempre todas las cuestiones perturbadoras referentes a nuestra peculiar institución, la esclavitud africana. Esta fue la causa de la pasada ruptura y presente revolución. Las ideas predominantes mantenidas por Jefferson y por la mayor parte de los estadistas guías en tiempos de la vieja Constitución, eran que la esclavitud de los africanos, era en principio, injusta, social, moral y políticamente. Nuestro nuevo gobierno está fundado en la idea absolutamente opuesta; sus cimientos están puestos, su primera piedra descansa en la gran verdad de que el negro no es igual al hombre blanco; en que la esclavitud (subordinación al hombre blanco) es su natural y normal condición. Este nuestro nuevo gobierno, es el primero en la historia del mundo basado en esa gran verdad física, filosófica y moral.”

Alexander Stephens, vicepresidente de los Estados Confederados de América (Charmwood, 146)

El 9 de abril de 1865, el sur se rindió cuando el general Robert Lee firmó la capitulación del ejército confederado en Appomattox Court House, Virginia. Seis días después Lincoln moría asesinado y el vicepresidente Andrew Johnson ocupó la presidencia.

 

La Reconstrucción.

El sur fue vencido, pero no convencido. Entre 1865 y 1876 se mantuvieron a los estados secesionistas como tierra ocupada militarmente por el ejército de la Unión. Andrew Johnson, el sucesor de Lincoln en la presidencia, no fue tan firme con el tema de la esclavitud; sin embargo, se mantuvo inflexible en el control militar de la zona sur, hasta el fin de su gobierno en 1869, ya que no logró la reelección, dejando el paso a Ulises Grant, quien aunque fue un presidente muy popular, dejó marcada su administración por una brutal  y evidente corrupción.

En 1876 se llevaron a cabo las elecciones, en las que compitieron Rutherford Hayes por el Partido Republicano -el mismo del presidente saliente- y Samuel Tilden por el Partido Demócrata. El resultado final fue de 185 votos electorales para Hayes y 184 para Tilden. Un resultado tan cerrado y con los antecedentes de corrupción de el anterior gobierno llevaron el asunto a los tribunales y finalmente se confirmó el triunfo del republicano. ¿Cómo se logró el acuerdo en el Congreso? mediante el compromiso de que el nuevo gobierno retiraría la ocupación militar de los estados del sur y que, de alguna forma, los dejaría obrar a sus anchas, sobre todo en lo referente al problema de los negros, ahora libres. Con ello los representantes de los estados del sur apoyaron a Hayes y él se quedó en la presidencia. Esto dio lugar a la aparicion de las llamadas «Leyes Jim Crow» que fueron unas leyes estatales y locales en los Estados Unidos, promulgadas por las legislaturas estatales blancas, las cuales eran dominadas por los demócratas después del período de Reconstrucción entre 1876 y 1965.

Segregación Oficial

Estas leyes propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas por mandato de iure bajo el lema «separados pero iguales» y se aplicaban a los afro estadounidenses y a otros grupos étnicos no blancos en los referidos estados de los Estados Unidos. En realidad, esto llevó a que el tratamiento y los alojamientos fueran por lo general inferiores a aquellos asegurados para los blancos estadounidenses, sistematizando un número de desventajas económicas, educativas y sociales. La segregación de iure se aplicó principalmente en el Sur de los Estados Unidos. Por otra parte, en el norte, la segregación fue por lo general de facto predominantemente hacia los negros que vivían en guetos urbanos.

Algunos ejemplos de las leyes Jim Crow fueron la segregación en las escuelas públicas, los lugares públicos, el transporte público y la segregación de baños y restaurantes; también existían fuentes de agua potable para los blancos y para los negros. El Ejército Estadounidense también fue segregado.

Hasta la década de los 60´s se comenzó a visibilizar el problema de la segregación y a tomar medidas para resolverlo. El presidente Lyndon Johnson hizo muchos avances y, a la fecha están mucho mejor pero el problema sigue: dos sociedades.

 

CINTURÓN BÍBLICO

 

Mapa de elecciones 2020. Nótese la división del país.

 

Si comparamos los dos mapa precedentes; el que se refiere al Círculo Bíblico contra el correspondiente a los Estados Confederados de América y el de las recientes elecciones, salta a la vista una gran similitud: Texas, Luisiana, Misisipi, Alabama y Arkansas están en los tres. Ahí, en esa zona es donde se encuentra la sociedad más conservadora, racista, supremacista y bíblica de los Estados Unidos. Esa es la sociedad que ha pervivido desde la creación de la Unión Americana con sus ideas muy arraigadas. Son la base fuerte de Trump.

A modo de conclusión podemos decir que las diferencias culturales entre este centro-sur-este y el resto del país son muy fuertes y se han mantenido desde hace 245 años. La Guerra de Secesión no resolvió el problema, no unificó al país. Por el contrario, se han profundizado las diferencias.

Charmwood, Lord, Abraham Lincoln, México, GANDESA, 1958.

Ciudad de México 19 de noviembre de 2020

Dr. García

Dr. Mariano García Martínez

 

 

 

 

Si quieres leer más textos de este autor, sigue los enlaces:

Javier Mina ¿Héroe de la Independencia de México o personaje a favor del expansionismo estadounidense?

¿Qué le pasó al PAN?

Las independencias en América y el Conflicto Franco-inglés.

Poinsett. Un James Bond Estadounidense De Principios Del Siglo XIX, Que Fracasó En México

Javier Mina ¿Héroe de la Independencia de México o personaje a favor del expansionismo estadounidense?

Javier Mina

Los restos mortales de Javier Mina, que no Francisco Javier, reposan en la Columna de la Independencia, monumento emblemático de la Ciudad de México, ubicada en el Paseo de la Reforma y la cual también contiene los restos de Morelos, Hidalgo, Allende, Aldama, Guerrero, Quintana Roo, Leona Vicario, Bravo y Victoria.

Columna de la independencia, ubicada en la Ciudad de México.

Mina fue un guerrillero español de origen navarro, que luchó contra los franceses en la guerra que los españoles, apoyados por el ejército británico, sostuvieron contra las tropas francesas napoleónicas que dominaban la península ibérica. Al igual que muchos españoles estaba motivado por la ideología liberal que predominó en las Cortes de Cádiz y que condujeron a la redacción de la Constitución, misma que fue eliminada al regreso de Fernando VII, quien  en 1814 reinstauró el absolutismo en España y sus colonias.

Javier Mina conspiró contra Fernando VII, destacando su participación, primero en el fallido intento de levantamiento en Pamplona y, después ,en el movimiento anti absolutista del general Porlier en Galicia, el cual fracasó y, ante su inminente captura, huyó a Londres, en un viaje muy accidentado. A mediados de 1815 se le ubica en la capital del imperio británico, donde estableció contacto con Lord Henry Holland, Fray Servando Teresa de Mier  y Roberto Blanco White, entre otros liberales. Al mismo tiempo estableció contacto con la logias masonas que en Londres estaban establecidas de manera muy abierta, especialmente trabó contacto con la logia Láutaro, a la cual pertenecían José de San Martín y Bernardo O´Higgins. Lord Holland lo puso en contacto con el, entonces muy joven,  general Winfield Scott, héroe estadounidense de la guerra contra los ingleses de 1812.

Nuestro personaje, esperaba ayuda y recursos militares de parte de Inglaterra, con el fin de para proseguir su lucha contra Fernando VII, ayuda que, hay que decir, había sido práctica común durante la guerra entre Francia e Inglaterra, la que no recibió ya que el problema de Napoleón se había concluido el 18 de junio en Waterloo. Sí recibió, en cambio, además de simpatía de todos estos liberales ingleses, así como de comerciantes ingleses, dinero y recomendaciones para que pudiera armar una expedición destinada a apoyar en la Nueva España al general insurgente Morelos, quien había mantenido la lucha iniciada por Miguel Hidalgo y que fue a la postre fusilado el 22 de diciembre de 1815.

Fusilamiento de José María Morelos

La expedición se armó y zarpó desde el puerto de Liverpool hacia Norfolk, Virginia, el 15 de mayo de 1816, a donde llegaron el 30 de junio. Ya enterado de la muerte de Morelos, los planes serían otros y, aquí es donde empiezan mis inquietudes. Mina viaja a Nueva York, Washington y Baltimore, ciudades en donde se entrevista de nuevo con Winfield Scott, realiza gestiones, toma contacto con personajes como Miguel de Santa María, quien sería el primer embajador de la Gran Colombia en México y, al final, consigue apoyo financiero de Scott y de comerciantes estadounidenses. Así pues, zarpa de Baltimore en dos barcos y provisto de una fuerza de 250 hombres de varias nacionalidades el 27 de septiembre de 1816, con destino a Puerto Príncipe, Haití, y de allí hacia la isla de Galveston, en territorio novohispano, donde arribó el 24 de noviembre de 1816, de Galveston viajó a Nueva Orleans, regresó a Galveston lugar desde donde lanzó su primera proclama, el 12 de abril de 1817 y, finalmente, el 15 de abril desembarcó en Soto la Marina, de la provincia novohispana de Nuevo Santander. Desde dicha ciudad lanza su “segunda” proclama, que solo cambia el nombre de “mexicanos” por el de “americanos” que tenía la primera.

No es materia de este artículo analizar su aventura en la Nueva España. El objetivo que busco es el de entender a qué vino a nuestras tierras. Las preguntas que rondan en mi cabeza son las siguientes: ¿A cambio de qué recibió las ayudas de Holland, Scott y de los comerciantes ingleses y estadounidenses? ¿Altruismo? ¿Cuál era el plan sabiendo que ya Morelos había sido derrotado y la insurgencia mexicana estaba en franco declive?

Winfield Scott

Debemos recordar que Aaron Burr, vicepresidente de los Estados Unidos, había planeado, en 1803, una aventura muy novelesca de generar una guerra contra España para apoderarse de la Nueva España y convertirla en un imperio con él al mando, aventura que por cierto, le costó un juicio por traición. No olvidemos tampoco que para estas fechas era manifiesto el interés de esa joven república por el territorio de Texas. También debemos de tener presente el concepto del “Destino Manifiesto” que abrigaba a los estadounidenses, pueblo y gobierno. Y por último, mencionemos que fue Winfield Scott quien derrotó y tomó posesión de México en 1847.

Destino Manifiesto

Si leemos las proclamas de Mina, nos daremos cuenta que su ideología era muy anti Fernando VII y, de una manera un poco difusa, favorable a la emancipación de México, con un plan de una posterior alianza o unión con España. Sin dudar del idealismo de Mina; ¿no pudo ser un Caballo de Troya de las ambiciones imperialistas estadounidenses? No hay ningún documento que se conozca, sobre este uso del guerrillero para fines de dominio de Estados Unidos, eso hay que reconocerlo; sin embargo me suena demasiado idealista el creer que esta expedición no traía planes ocultos, que podían ir desde la anexión de Texas a la anexión de  México en su totalidad.

Mina no tuvo éxito. Murió a los veintiocho años, el 11 de noviembre de 1817. Me siguen asaltando las sospechas. ¿Héroe de la independencia o caudillo de un plan malogrado de imperialismo estadounidense?

Dr. Mariano García

 

 

 

 

Mariano García Martínez, Ciudad de México, 30 de octubre de 2020

 

Si quieres conocer más trabajos de este autor, puedes leer alguno de los siguientes artículos: