Sobre la comparación entre fascismo y comunismo

Ya hablé en la última entrada sobre el auge de la derecha en el mundo. No solo Europa ha atravesado por este fenómeno periódico, sino que puede extenderse al continente americano. En Estados Unidos gobernó Donald Trump y en Brasil sigue Jair Bolsonaro, pero en otros países con una arraigada crisis como Venezuela o la destitución de Evo Morales, la derecha también va surgiendo en esos países y asentándose. Por no hablar de una tendencia al conservadurismo que permanece arraigado en gran parte de la población.

Sin embargo, cuando se abraza una ideología, se tiende a comparar la contraria y acaba dándose una opinión radicalizada y, bajo un análisis, se tergiversa y manipula la información. Es el caso del partido político español Podemos, que se le incluye en un espectro comunista cuando en realidad muchos de sus miembros abandonaron el Partido Comunista y han ido reconociendo la problemática de Venezuela. Al igual que muchos sitúan a Franco como un dictador fascista y tampoco se puede denominarle de tal forma, ya que adquirió elementos de una cosa y otra (siempre de forma conservadora y acorde a su idea) y denominaba al régimen como “nacionalcatolicismo”.

Otro hecho es, para defender una ideología u otra, siempre de descalifica como “comunista” o “fascista”, lo cual, en países como España, al menos, el término comunista siempre ha tenido una gran connotación negativa y se le teme más que a un gato el agua.  De hecho, los detractores al gobierno actual (coalición entre PSOE-Podemos) lo denominan “socialcomunista”.

Otra realidad es que, estudiando un poco y analizando, el comunismo nunca ha tenido una gran base sólida en España, aunque tuvo un gran auge durante los tiempos de la II República y Guerra Civil. Pese a ello, siempre ha necesitado un apoyo de otros partidos (Izquierda Unida) y el mismo Partido Socialista, que en 1977 tuvo que desvincularse de su corriente marxista hoy en día sigue sin ver con buenos ojos el comunismo y ha ido degenerando hacia la socialdemocracia. Existen partidos enteramente comunistas, pero apenas tienen voz y muy apenas consiguen escaños en los parlamentos. Con lo cual, no se puede decir que el comunismo haya llegado a España y en otros países como Venezuela tampoco se les puede llamar comunistas plenamente.

Así, que yo invito a leer e informarse mejor para tener un debate coherente y no caer en falsas calificaciones ni difundir noticias que han sido manipuladas. Nuestra tarea como historiadores es mantenernos lo más fiel posible a los datos y hechos y así los ofrecemos a quienes nos leen.

-Alex DeLarge

Efemérides: 5 de mayo de 1920. Woodwow Wilson declara ilegal al Partido Comunista Obrero.

5 de mayo de 1920
 
Woodrow Wilson declara ilegal al Partido Comunista Obrero
 
¿Qué nos pueden decir de este evento, historiadores?
 
#efemerides #OTD #abril #efemerideshc #historia #history

Un 5 de mayo en día miércoles justamente como hoy el presidente de Estados Unidos Thomas Woodrow Wilson (1856-1924) declaraba ilegal el partido comunista obrero. Woodrow fue presidente de los Estados Unidos de América durante el lapso de 1913 a 1921, su gobierno demasiado controversial y con altibajos.

Por otra parte, el Partido Laborista Comunista de América ( CLPA ) fue uno de los predecesores organizativos del Partido Comunista de Estados Unidos, fue uno de los tantos que levantaron la voz a raíz de la Primera Guerra Mundial, pues desde el año de 1919 comenzaron algunos atentados socialistas por todo el país, liderados por el italiano Luigi Galleani.

La historia de el Partido Laborista Comunista de América (CLPA), fue breve, su fundación en 1919 para su disolución en 1921 después de ser prohibido y para así formar el nuevo partido comunista, el  Partido Comunista Unido De América. Pero… ¿Cuál fue el motivo que ocasionó la prohibición y la persecución de miembros de este partido? Todo se remonta al inicio de la Marea Roja o Temor Rojo, en el año de 1917, mismo que culminó en 1921.

¿Qué fue la primer Marea Roja?, bien, fue un lapso en el cual los partidarios del movimiento socialista comenzaron con una serie de atentados a raíz del ingreso de Estados Unidos a la primer gran Guerra, siendo más notable en 1919. En un principio tanto grupos revolucionarios como pacifistas, como el Partido Socialista de América o el sindicato Industrial Workers of the World se opusieron fuertemente a la guerra. Líderes sindicales como Eugene V. Debs fueron arrestados por el gobierno de Woodrow Wilson.

Se le conoce como el origen del Primer Temor Rojo en la Huelga general de Seattle, iniciada el 6 de febrero de 1919 y finalizada el día 11. Trabajadores pertenecientes a varios sindicatos (Como la Industrial Workers of the World o la Federación Estadounidense del Trabajo) comenzaron la huelga para ganar salarios más altos después de dos años de controles salariales producto de la Primera Guerra Mundial. Aunque la huelga no fue violenta y duró menos de una semana, los funcionarios del gobierno, la prensa y gran parte del público consideraron la huelga como un intento radical, vinculado con la Revolución bolchevique, de destruir las instituciones estadounidenses.

Tonatiuh León García Cortés